IMG-20170906-WA0022

La era del trueque

Compra directa a pequeños productores ¿En el futuro así será?

 

Por Jorge Alanis

En una nueva cultura del comer bien y sanamente, los consumidores finales de alimentos ya quieren saber de dónde viene lo que se lleva a la boca o conocer al menos el rostro de quien le oferta el alimento.

En contraparte hoy día, cada vez más pequeños productores se suman al esfuerzo de hacer algo con sus cosechas y resultados económicos, que hasta hace poco se perdían, o se veían diezmados por la falta de una comercialización eficaz de sus productos, obligándolos a integrarse a otro tipo de ejercicios comerciales donde se ve comprometida su identidad y a esto se añade que sus tierras queden inactivas o tengan que venderlas.

Nos acercamos con el Ingeniero Comunitario, Santos Amir Tun Molina, del Colectivo Múul Meyaj (Trabajar en conjunto), quien es el interlocutor, enlace o puente entre los pequeños productores y comercios dedicados a productos sanos y artesanales.

A este escenario nuevo del comer bien y sanamente, a los pequeños productores se les motiva a mantener la cultura, sus tierras, el orgullo, el respeto a la naturaleza y por supuesto trabajar para allegarse de un ingreso económico el cual ¡por cierto, resulta que sus productos tienen una gran aceptación! Y no es que sea nuevo, es que lo hacen como originalmente se hacía: sin químicos, ni condimentos desconocidos.

Comprar sólo lo que necesitamos

IMG-20170906-WA0026La tendencia ahora es comprar al día o para pocos días para no desperdiciar. El Ing. Santos Amir reflexiona al respecto: “Surtimos la despensa por arriba de lo que necesitamos, al final de los días en el refrigerador tenemos verduras o carnes en descomposición; estamos invirtiendo mal, comprando demás, situación cultural que sucede no sólo en México. Debemos cambiar estas costumbres de consumo y tener esa conciencia de la oferta y la demanda ¿Qué alimentos podemos comprar y guardar? ¿Cuánto podemos consumir? Ejemplo, comprar hoy un kilo de tomate porque porque está barato, pero después termina podrido en el refrigerador”.

¿Orgánico o amigable con el medio ambiente?

El Ing. Santos Amir también nos aclara: “Otro punto es la confusión del concepto de ‘orgánico’ cuando no sabemos ni su origen. Ser orgánico exige ciertos requisitos para poder ser nombrado como tal y es avalado con un certificado, contra el producto que lleva técnicas amigables con el medio ambiente, pero sin contar con dicho certificado”.

¿Vamos en esa ruta de la compra-venta mucho más directa?

“En Mérida, cada vez más personas están apostando a esta parte del consumo ecológico, razón por la que hemos abierto nuevas tiendas. Desde luego, falta mucho camino por recorrer, hay gente que menciona que está muy caro y dice ‘prefiero ir al supermercado porque es más barato’. Aquí entra la cuestión de ingresos económicos, recalco el de ser consientes en el ingreso de cada persona, pero también reflexionen, un melón orgánico que quizá te cuesta 30 pesos y hacer agua de melón o mejor comprar una botella desechable de refresco de cola”.

Realidades de una nueva visión de compra/venta

IMG_2887La mayor parte de la producción agrícola en México viene de pequeños productores, la nueva cultura de respeto al medio ambiente genera economía en poblaciones marginadas u olvidadas, al ser cada vez más apreciados y por ende demandados sus productos, bajo ese escenario tentador se suman cada día más pequeños productores y cuantos más se sumen los precios irán mejorando. El Ing. Santos Amir señala que esto es una realidad y que conviene, existe el potencial y gracias a la información los productores conocen más y también se sabe de ellos. Los jóvenes han aceptado bien estos productos y los mayores retoman su ruta a una vida sana…

Deja una respuesta

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>