Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

La ganadería, orgullo tabasqueño

Pero a pesar de las nubes negras que asolan el sector, Ruiz Murillo confía en que las cosas mejoren en el horizonte ya que como él mismo dijo: “La ganadería es un sector muy importante en el ámbito nacional ya que es fundamental en la alimentación del país”.

Por: Jorge Alanis Zamorano

Aprovechando nuestra visita a la Feria de Tabasco nos dimos a la tarea de conocer de viva voz cuál es la situación de la ganadería local.
Con trato amable y relajado como todos los tabasqueños, platicamos con José Mariano Ruiz Murillo del Rancho San Román y El Paraíso, quien nos contó la realidad por la que atraviesa la ganadería de su estado.
El productor nos confesó que pasan por un camino pedregoso debido a causas externas que no tienen nada que ver con la calidad y genética de su hato ganadero, sin embargo, los ha golpeado afectando la confianza y las ganancias de los productores.
Pero a pesar de las nubes negras que asolan el sector, Ruiz Murillo confía en que las cosas mejoren en el horizonte ya que como él mismo dijo: “La ganadería es un sector muy importante en el ámbito nacional ya que es fundamental en la alimentación del país”.

¿Cómo está el sector ganadero y de qué manera los apoya el gobierno?
Se han bajado recursos de Alianza para el Campo a través de Sagarpa como todos los años. Sin embargo, el sector esta atravesando por una situación difícil, luego que la Unión Ganadera perdió credibilidad ante los socios ganaderos, lo que repercute en los productores de ganado de registro.

¿De qué manera se han visto afectados?
Al encontrarse en esta situación el organismo que supuestamente está para apoyarnos y defendernos, pues nosotros quedamos a expensas de los “coyotes” que vienen de otros lados y nos compran al precio que ellos quieren. Por esa situación la Unión ha perdido credibilidad luego de no pagarle a proveedores. Al no tener buenos resultados por parte de las autoridades las ventas bajan además sufrimos con el clima ya que tuvimos lluvias hasta febrero y recién en marzo llegó la temporada seca y todos esos aspectos repercuten en la venta.

¿Qué porcentaje disminuyó el sector?
Yo considero que bajó entre un 30 hasta un 50 por ciento sin querer sonar alarmista.

¿Qué es lo que necesitan los ganaderos para recuperarse y despuntar?
Hablando desde mi personal punto de vista, se deben de facilitar los apoyos gubernamentales. No deben de poner tantos candados en los programas para los productores agropecuarios, ya sean chicos, medianos o grandes. Los requisitos deberían ser más sencillos, sin tantas trabas, por eso a veces los productores no llegan hasta el final del proceso para conseguir los apoyos.

¿Así de complicados han sido estos procesos burocráticos?
La gente que viene del campo muchas veces no tiene la tecnología para cumplir con los requisitos que las autoridades piden como, por ejemplo, traer algún documento digitalizado o grabado en disco ya que la gran mayoría ni siquiera tiene la disponibilidad de una computadora, en especial cuando a duras penas llega la energía eléctrica a los ranchos. Antes las cosas eran más sencillas; hasta hace ocho años si querías comprar un toro sólo pedían unos cuantos papeles, como la tenencia de la tierra, uno los entregaba y daba su aportación y el gobierno daba la otra mitad. Ahora todo es más complicado.

¿Cómo le han hecho los productores para continuar en el sector ante todas estas adversidades?
En nuestro caso, la ganadería es nuestro modo de vida y el 100 por ciento de nuestro sustento, por lo que hemos tenido que diversificar nuestras actividades, por ejemplo, vendemos pacas de pastura, otros venden quesos de la leche que ordeñan de sus vacas, todos en el sector buscan alguna otra actividad y sacar adelante al negocio ya que a final de cuentas es de lo que vivimos y sabemos hacer.

¿La Feria en realidad les funciona a ustedes o sólo vienen como un requisito para que el gobierno los vea?
A nosotros nos funciona porque la gente que vive del campo tiene que diversificar su negocio y uno tiene que ocupar a sus toros y colocar a su ganado de registro ya sea pagando la diferencia de un ejemplar o haciendo negocios como el viejo “trato de a bigote” (dar créditos de palabra) es la manera de salir adelante.

Hablando de otras ferias ganaderas como la de Xmatkuil en Yucatán, a donde llegó gente de Panamá para comprar genética ¿ustedes han visto esa posibilidad aquí en Tabasco?
Sí, se dio en años anteriores a través de la Unión Ganadera pero no se ha vuelto a realizar debido a los problemas que atraviesa ésta. En Xmatkuil nos fue bien el año pasado, tuvimos una hembra campeona pero más que nada vimos que allá en Yucatán hay mayor promoción, los programas son más públicos e invitan a gente de otros lados que llega para hacer negocios y eso a nosotros como ganaderos nos es muy favorable.

¿Hubo algo de eso en esta edición de la Feria de Tabasco?
Vino gente de muchos lados a pasear pero no hubo el comercio como en años anteriores. No nos quejamos, hubo venta, pero muy poca.

¿A que se debió?
Ha sido un año muy difícil, se juntaron varias cosas como el hecho que se adelantó la feria, antes se hacía entre abril y mayo y eran 15 o 17 días, este año la recortaron a 10 días, tenemos el paro de policías y las familias no vienen con la misma confianza de siempre. Todas esas cosas repercuten en todos los sectores incluyendo en el ganadero que se ha visto muy afectado.

A pesar de todo lo negativo, no se puede pasar por alto que Tabasco ha sido líder en la ganadería.
Así es, en ganado y en carne. Esperamos recuperar la confianza en nuestros ganaderos, que nuestras autoridades tomen cartas en el asunto y que todo lo malo no sólo quede como queja porque la ganadería es un sector muy importante en el ámbito nacional ya que es fundamental en la alimentación del país.

¿Qué visualizan a corto plazo?
Si las autoridades no se ponen las pilas, solo nos queda a nosotros los productores unirnos para proteger nuestro modo de vida y no quedarnos siempre esperando el arropo del gobierno. Yo confío en que los bajones por los que pasa el sector y nuestra asociación queden en el pasado y podamos salir adelante.

¿Qué ofrece el Rancho San Román y El Paraíso a sus potenciales clientes?
Somos criadores desde hace más de 50 años de la raza Brahman de registro. Basamos nuestro ganado en productividad. Seleccionamos a nuestras vacas no por la más bonita sino por la más productiva, tenemos excelentes porcentajes de ganancia de peso y sementales.

Hay gente con dinero que le gustaría invertir en la ganadería pero que no sabe nada del sector ¿ustedes están abiertos a dar asesorías?
Po su puesto que sí. Nosotros asesoramos desde la compra de un becerro hasta la sanidad animal, establecimiento de praderas y a levantar su negocio.

¿Están abiertos a la inversión de un socio?
¡Claro! No negamos esa posibilidad, vivimos del 100 por ciento de esto y si esa es la manera de crecer para crear más empleos y avanzar con nuestra genética, pues estamos abiertos.

Un mensaje para los que quisieran entrarle e invertir en su ganadería
Pueden tener la garantía del 100 por ciento, somos gente que se dedica únicamente a la ganadería desde hace más de 50 años y hemos arriado vacas toda la vida.

Rancho San Román y El Paraíso
Villahermosa, Tabasco
Contacto: José Mariano Ruiz Murillo
Cel: 99 31 88 06 13
Email: rancho.sanroman@hotmail.com

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por