Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Le llaman Cundeamor

Reduce los niveles de glucosa

Especial Rural MX

En los campos cubanos las niñas juegan a las casitas y a la hora de cocinar emplean el fruto de una planta de un llamativo color anaranjado y semillas rojas que todos conocen como cundeamor.

Momordica charantia es su nombre científico y los beneficios que brinda a la salud son dignos de elogio; es una hierba anual trepadora de tallos flexibles, resistentes y delgados.

El fruto de esta planta es comestible, aunque muy amargo. Crece en forma alargada y oblonga con verrugas en su cáscara, de color verde primero y amarillo al madurar. El interior de la fruta es carnosa, de color rojo cuando maduran. Su uso en la cocina asiática es muy común.

En el ámbito mundial se le reconocen a esta planta diversos usos etnomédicos como: antidiabética, antirreumática, antiflatulenta y antimicótica, entre otras; se emplean las hojas, los frutos y las semillas.

Es común en toda Cuba, en terrenos yermos y cultivados, llanos o mediana elevación. Se la encuentra también en las Antillas Mayores y Menores, en la América tropical continental y en los trópicos del Viejo Mundo.

La planta en general contiene moléculas cuyo efecto en el organismo humano es similar al de la insulina, característica que la convierte un poderoso aliado contra la diabetes tipo II, ayudando también a retardar el desarrollo de la retinopatía diabética.

Para el tratamiento de la diabetes se recomienda preparar una infusión con igual cantidad de hojas de cundeamor y hojas de aguacate. Beber este preparado como agua durante dos o tres días consecutivos. Para el tratamiento de esta enfermedad también se puede comer la fruta de cundeamor o beber su zumo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por