Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Logros sanitarios en picada

Se disparan las alarmas, semáforos en ámbar, casi en rojo ante la llegada de huevos provenientes de Puebla, una real amenaza al estatus sanitario de Yucatán
En julio, entraron a Yucatán, 1600 cajas de huevo sin permisos necesarios y un evidente desconocimiento de las normas sanitarias e inocuidad que exige la entidad.

La alerta se emitió desde los productores avícolas y no del organismo encargado para tal efecto: Comité Estatal para el Fomento y Protección Pecuaria del Estado de Yucatán (CEFPPY). Hoy en Yucatán existe tráfico de alimentos ilegales que ponen en riesgo un aproximado de 21 millones de aves y la salud pública.

Presentación1En charla con el Lic. Jorge Puerto, presidente de la Asociación de Avicultores del Sureste, en el programa Rural MX Radio se plantearon diferentes escenarios, ejemplo: los cercos fitosanitarios que son controlados a través del CEFPPY y que internamente presentan serios problemas. Nos comentó además otra situación que afecta: la entrada de huevo americano a México ya que dicho producto al llegar al país no garantiza que la cadena fría no se haya interrumpido; la situación es que no pueden vender su producto allá debido a las exigencias de sus autoridades, por lo que nos lo envían con precios muy por debajo al comercial y la queja es principalmente por la salud pública y animal.

¿Fallaron los inspectores?
Pero ¿cómo detectan el huevo de Puebla y por qué ellos, los productores y no las autoridades? El líder de los avicultores señala: …el cordón del CEFPPY en Yucatán baja la guardia en su trabajo por lo que se puede introducir al Estado prácticamente lo que se quiere. Los productores avícolas nos damos cuenta de la situación debido a que estamos en las calles, trabajando y de inmediato dimos aviso a SEDER.

¿Qué está sucediendo en las casetas del CEFPPY?
Al respecto el Lic. Jorge Puerto señala atinadamente: Problemas laborales, erogaciones que llegan y no cumplen su destino y aunado a todo, se sabe de cobros indebidos en casetas. Detectamos un gran peligro, al empleado que no se le paga bien, de algún lugar va sacar su sueldo. Es más cara la corrupción que pagarles bien.

Por otra parte, también nos señaló el presidente de la asociación que el sector avicultor no tiene ninguna posición ejecutiva donde puedan decidir qué hacer y qué no. Situación que explica ciertos hechos con un aparente coto de poder: en el Consejo Directivo CEFPPY sólo tres personas se han rotado los puestos claves y durante 12 años han logrado llevar a un círculo vicioso lo que se presume ante el resto del país “sanidad e inocuidad”.

Al final se le preguntó: En la visión de ustedes los avicultores, la situación en un semáforo ¿en qué color estamos? Estamos en color ámbar casi llegando a rojo porque si no fuera por los productores esto ya se hubiera caído.

Por Jorge Alanis

Busca el video en nuestro canal de YouTube: Rural MX “Logros sanitarios en picada”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por