Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Los dioses deben estar enojados

No llueve porque no les cumplimos

Don Miguel Martínez recuerda aquellos tiempos de ofrenda, cuando toda la comunidad junta, agradaba a sus dioses con viandas, regalos y rezos. De todos lados llegaban los vecinos con su regalo, toda una noche y hasta el otro día, – a inicios de mayo- se quedaban cumpliendo con sus tradición y respeto a sus dioses. “El waji kool y Cha’achac” son dos de las más conocidas y antiguas ceremonias mayas que tienen por costumbre realizar en honor a sus deidades, las ceremonias son tan antiguas y trascendentales como la misma civilización maya.

Que no es otra cosa, que una forma de demostrar humildad y respeto hacia los secretos de la creación divina, “por esa razón, por muchos años habíamos continuado con esta práctica que nos fortalecía porque teníamos fe y esperanza en las cosechas, -dijo el campesino-, pero este año y el anterior, no lo hicimos, y allí están las consecuencias, no ha llovido casi nada y lo poco que cae no es parejo, creo que debemos volver a ello. Rezar con todas las fuerzas, hasta que el cielo se apiade de nosotros, les hemos fallado, pero creo que nos podrán perdonar, después de todo no les gusta vernos con hambre».

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por