Los peces gordos

 

Al garete del pulpo

Por José Luis Preciado

Le economía está fuera de borda

Los hombres de mar saben que la captura del pulpo es la temporada más amplia y rentable de la pesquería yucateca, sin embargo, las ganancias fuertes se las llevan los peces gordos de la actividad que exportan más del 70% del pulpo Octupus Maya, la especie más apreciada en los mercados europeos y asiáticos, aquí se queda el Vulagaris Patón para el ceviche y otros guisos.

Más de 12 mil pescadores se tiran a la aventura solitaria en busca del apreciado cefalópodo, sus familias se quedan esperando el retorno para las ventas y liquidaciones respectivas. El kilo comenzó a pagarse en cien pesos, puede subir según la calidad y biomasa existente, muchas veces la pesca no es tan buena debido a que demasiada gente realiza la actividad, ya no hay ningún nicho de mercado fácil o disponible en los mares del Golfo de México. Según las cifras propuestas, serán más de 17 mil toneladas autorizadas por Conapesca, la temporada va del primero de agosto al 15 de diciembre. 

Es enorme el esfuerzo que hace un pescador por permanecer ausente largas temporadas, expuesto a las inclemencias del tiempo, los vaivenes marinos y el clima con sus nortes groseros que ponen en riesgo la vida. Muchas veces la ganancia es buena, pero al llegar a casa les espera el cantinero, el abonero, la casa de empeño y otras deudas a saldar que les quita todo lo que ganaron y, a comenzar de nuevo. Viejos lobos de mar saben que las rachas deben ser muy bien aprovechadas e invertir en una buena casita o un patrimonio adicional como una tiendita de abarrotes, un expendio de pescado frito, una lancha para pescar y eventualmente dar paseos a visitantes por la ría; ese es el sueño, pocos lo logran.

Deja una respuesta

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>