Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Manejo Agroecológico de Plagas: equilibrio, sustentabilidad y salud humana

El MAP es una estrategia holística, es decir, integra todos los elementos que inciden tanto en el origen como en el combate de una plaga, promueve la restauración de la biodiversidad funcional y aplica alternativas de manejo que no generan impactos indeseables para los productores, los consumidores y el ambiente.

El Manejo Integral de Plagas está considerada una práctica de impacto positivo en los ecosistemas, la seguridad alimentaria, la salud humana y la prevención de riesgos en materia de sanidad vegetal, al mismo tiempo que se considera una acción pertinente para que los productores se adapten al cambio climático, pero también para que obtengan ahorros económicos, pues es opción más accesible que la aplicación de plaguicidas convencionales.

/cms/uploads/image/file/629301/gusano_del_maiz.jpg

El MAP cuenta con prácticas específicas que el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) y sus colaboradores difunden entre los productores, tales como: muestreo y monitoreo de plagas; instalación de trampas con feromonas para control de gusano cogollero y otras especies; uso de productos alternativos como entomopatógenos, extractos vegetales o biorracionales; uso de productos de bajo impacto; control biológico y la diversificación de cultivos.

/cms/uploads/image/file/629302/capacitacion.jpg

Entre casos exitosos de aplicación del MAP se cuenta el de la Sierra de Chihuahua, en donde el cambio climático ha afectado drásticamente los cultivos de temporal provocando una tendencia a la baja en los rendimientos de los cultivos y, por ende, favorecido las condiciones para la incidencia de plagas, sobre todo en el maíz.

Para promover acciones que les permitan a los productores locales adaptarse y mitigar los efectos del cambio climático, durante el año pasado en el municipio de Guachochi, se instalaron trampas con feromonas para monitorear al gusano cogollero (Spodoptera frugiperda) y así evitar el uso de productos agresivos con el medioambiente.

Los resultados fueron muy buenos y las familias de la comunidad rarámuri que participaron en la instalación y monitoreo de los módulos mostraron gran interés en seguir implementando estas prácticas sustentables porque evitan que se usen productos potencialmente dañinos para la salud humana y para el medioambiente.

…“así se puede evitar, desde que el maíz está pequeño, que la plaga ataque los cultivos, sobre todo en los años más secos que es cuando mayor problema dan”.

Los insectos benéficos regulan la población fitófaga (dañina), y con el Manejo Agroecológico de Plagas, se propician las condiciones para que esos insectos cumplan su función y se suman alternativas para evitar los tratamientos con agroquímicos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por