Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Maravillada con el alimento orgánico

Carolina Marqueda tiene 30 años, hace poco terminó su carrera como chef. A ella le llama mucho la atención todo lo que es natural, nuestro medio ambiente. Se da cuenta entonces, de que vivimos malnutridos y que comemos muy mal. “-Existe el problema de los gorditos que están desnutridos y eso para mí es muy importante-” comenta, así que se da a la tarea de buscar alternativas más amables con nuestra manera de consumir, producir alimentos y de vivir. Interesados por el trabajo de Carolina, quien tiene un interesante proyecto con niños y jóvenes en donde los sensibiliza, les enseña la manera de producir alimentos orgánicos y como tratar a la tierra, Revista Rural la entrevistó.

¿Cuándo surge tu interés hacia el consumo de alimentos orgánicos? 

Estudié gastronomía y a los dos años de carrera ya estaba cultivando y produciendo alimentos y buscando la sustentabilidad  familiar. Llevamos un año practicando en el patio de mi casa. Tenía un patio bastante muerto y ahora ya esta tomando vida basado en los propios sistemas que tiene el patio, nada se tira, nada es basura.

Éstas técnicas ¿las aprendiste, las investigaste? 

Sí, llevo año y medio estudiando la permacultura, la asociación de cultivos, las camas biointensivas, las compostas, los súper alimentos, el desarrollo sustentable. Mi tesis se trató sobre estos temas y es por lo que comienzo a investigar dirigiéndome a la escuela de Maní de Agricultura Ecológica y también a la nueva Universidad en Yucatán de Chapingo y es así como me acerco a toda esta información.

¿En qué se basa este trabajo con los niños y jóvenes?

Esta basado en los videos y fotos. Utilizamos también la práctica, el ensuciarse las manos, aprender a ir más con la naturaleza, a los ciclos de la luna, cuándo se debe de sembrar, qué tipo de alimento. Se les enseña desde lo básico hasta las técnicas de asociación de cultivos, qué planta es benéfica. Aprender los sistemas, unirlos y diseñar a que sean continuos y que llegue un momento en que el trabajo ya no sea necesario porque estos sistemas van a seguir funcionando por sí solos.

A partir de esto viene todo un cambio en su forma de ser, en su manera de consumir, que el agua no se desperdicie y mejoren sus hábitos.

¿Cómo es la práctica?

La práctica es cavar, hacer las camas biointensivas, hacerles sus marcos, revolver la tierra con materiales orgánicos, germinar las semillas, saber cuánto tiempo de germinación, cuánto tiempo de trasplante, cuidarlo y fertilizarlo de manera ecológica y orgánica.

¿Qué necesitaría Carolina para que éste proyecto pudiera replicarse?

Que el gobierno pudiera apoyar este tipo de proyectos y que también los impulsara. Incluso puedo comprometerme a enseñar esto a comunidades que más lo necesiten y lograr que sean sustentables para que aprendan y vivan de otra manera, necesito patrocinadores comprometidos y preocupados por su tierra y con su gente quienes viven momentos difíciles y mejoren su nivel de vida al menos en alimentos, la ayuda puede ser de cualquier tipo incluso materia prima.

Contacto para asesoría a escuelas, empresas, familias, abierto a todo público.

Celular: 99 9173 86 18 / E-mail: bocado.gurmet@hotmail.com

216

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Lo más nuevo

Síguenos en Facebook

Patrocinadores

Contador de visitas:

Hoy: 1
Total: 217916

Diseño web por