Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más pepino en el Oriente

PROGRESO, Yucatán. Como consecuencia del furtivismo, el pepino de mar se encuentra lejos de la costa, lo que representa un riesgo para los pescadores que tienen que desplazarse a grandes distancias y bucear a profundidades de 14 a 20 brazas.
Los primeros días de la temporada arroja baja captura del equinodermo, que se paga a $120 el kilogramo y es probable que en el transcurso de la semana alcance los $150, lo que representa un precio récord de esa cotizada especie marina.
Fuente: Inforural

La baja captura del pepino sería también el reflejo de cómo sería la temporada de langosta, que se inicia el 1 de julio. De acuerdo con José Luis Carrillo Galaz, presidente de la Federación Regional de Cooperativas Pesqueras, los furtivos no sólo capturaron el equinodermo, sino también crustáceo.
Carrillo Galaz explicó que la actual temporada de pepino de mar es de contrastes: de Celestún a Telchac la captura es baja, pues en los dos primeros días las lanchas obtuvieron capturas de 70 a 80 kilos, aunque algunas lograron 150 kilos.
Pero en la zona de Dzilam al Cuyo la captura es buena: en promedio cada lancha obtiene 250 kilos, la pesca se realiza a 14 brazas, de entre 15 a 20 millas de distancia.
Según Carrillo Galaz, de Celestún a Telchac las lanchas tienen que recorrer de 40 a 50 millas y bucear incluso a 20 brazas de profundidad, lo que aumenta el peligro de que algún buzo sufra descompresión.
Foto Luis Boffil Pescadores de pepino

En esa zona pocas lanchas están saliendo a pescar pepino por la distancia en que se encuentra la especie y por los reportes de baja captura, pero se espera que en el transcurso de la semana se sumen más embarcaciones.
En este puerto los pepineros comentan que los reportes que tienen es que frente a las costas de Las Coloradas y El Cuyo es donde hay pepino, pero por la distancia no se arriesgan a trasladarse hasta los puertos del oriente. Hay pepineros que instalaron campamentos en la zona de Telchac y Dzilam.
La temporada pepinera representa un alivio para el sector pesquero, explicó Carrillo Galaz, porque hay fuerte derrama económica y los pepineros están ganando bien por el buen precio que se paga por kilo.
También resultan beneficiadas las personas que trabajan en los salcochaderos, que ganan unos $400 diarios, en su mayoría son mujeres que se encargan de procesar el producto.
Se calcula que están trabajando 1,200 lanchas. En cada una viajan de tres a cuatro pescadores —unos 4,500 hombres de mar de todo el litoral—, y en los centros de acopio y salcochaderos hay unas mil personas.
En la temporada pasada se capturaron 685 toneladas, de acuerdo con datos oficiales. En esta ocasión la captura es en toda la costa yucateca, por lo que se rebasarían las mil toneladas del pepino de mar.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por