Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

“Mejor suelo para tener mejores alimentos”: Syngenta

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) un tercio del suelo en el mundo está degradado y persiste el riesgo de mayores pérdidas. Para contribuir en solución de ese problema, la FAO lanzó un llamado para proteger y mejorar la biodiversidad del suelo a través de la innovación.

Ante esta situación y como parte de la conmemoración del Día Mundial del Suelo (5 de diciembre), Syngenta, empresa líder a nivel mundial en soluciones para el campo, fijó como parte esencial del segundo capítulo de The Good Growth Plan la protección de la biodiversidad en las tierras de cultivo, a través de innovación, tecnología e investigación y desarrollo. Para ello, Syngenta destinará 2 mil millones de dólares en los próximos cinco años.

Javier Valdés, Director General de Syngenta para México y Latinoamérica Norte, advirtió que nuestro país tiene un reto importante al no contar con áreas para expandir la producción agrícola. “En México no hay áreas de expansión para hacer crecer más cultivos, a diferencia de países como Brasil o Argentina, por ello nuestra área de oportunidad en el país es incrementar la productividad por hectárea. En México uno de los objetivos de Syngenta es incrementar en 20 por ciento la productividad de tres cultivos esenciales en lo económico y en lo social: maíz, papa y tomate”, dijo.

“Lo que buscamos es producir cada vez más en la misma superficie porque hemos llegado al límite de las fronteras agrícolas, no podemos seguir deforestando selvas o bosques para destinarlos a fines agropecuarios. En el mismo espacio con el que contamos ahora, tenemos que producir más, con menos recursos”, puntualizó Valdés.

Según estimaciones de la FAO, para 2050 será necesario aumentar la producción mundial de alimentos 60 por ciento, lo que supone que en la actualidad se adquieran métodos que permitan que el suelo de siembra tenga la capacidad para asegurar la alimentación de 9 mil millones de personas que habrá en el mundo para entonces.

Otro de los puntos importantes de la estrategia de Syngenta es fomentar las Buenas Prácticas agrícolas, debido a que el mal uso de insumos agrícola degrada y reduce la salud de los suelos, disminuye su resistencia a plagas y patógenos, y provoca pérdidas de biodiversidad que ponen en peligro el equilibrio de los ecosistemas, además de afectar la productividad de los agricultores.

“Estamos convencidos de que la respuesta a la conservación del suelo y la seguridad alimentaria es acercar la tecnología a los productores agrícolas y nuestra meta es que los agricultores cuenten con más y mejores herramientas para enfrentar los retos actuales a nivel nacional y global”, apuntó Javier Valdés.

Uno de los ejes del Good Growth Plan está dedicado a las alianzas estratégicas, entre las que se encuentra la de Syngenta y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA). El Dr. Rattan Lal, ganador del World Food Prize y Embajador de Buena Voluntad del IICA, considera que la salud del suelo y su relación con la agricultura, son parte de la solución de diversos problemas ambientales.

“La agricultura regenerativa reconcilia la necesidad de producir alimentos nutritivos, con la de restaurar el medio ambiente y hacer de la agricultura la solución a los problemas ambientales. Necesitamos mejorar las semillas, pero ahora nos damos cuenta de que su potencial sólo puede aprovecharse si el suelo en el que se cultivan es saludable, funcional y de alta calidad”, dijo Rattan Lal.

Montserrat Benítez, Líder de Sustentabilidad de Syngenta para Latinoamérica Norte, señaló que “necesitamos suelos sanos para una comida sana. Mantener e incrementar los estándares de calidad de los alimentos, asegurar su inocuidad y contribuir a que se proteja la biodiversidad de los suelos es uno de los principales objetivos de Syngenta”.

“Lograr un manejo sostenible del suelo, a través del apoyo a productores con innovación y tecnología es uno de los grandes retos del sector agro en los años venideros. A través del Good Growth Plan hemos capacitado a 938,170 agricultores y con su segunda edición, buscaremos incrementar ese número para proteger el suelo y su biodiversidad”, finalizó Montserrat Benítez.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por