Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Mieleros quintanarroenses afectados por lluvias y sequías

El último año representó para los apicultores de Quintana Roo una merma de 33 millones de pesos en sus ingresos, a consecuencia de la pérdida de aproximadamente seis mil colmenas, que desplomó en una tercera parte la producción de miel.

Aunque estas cifras son oficiales, el representante de la Sociedad de Productores Rurales “Kabi Habin”, Alfonso Ek Poot, denunció que hasta la fecha nada se ha hecho para apoyar a los apicultores y restablecer esta actividad.

“Desde 2019 estamos padeciendo los apicultores, año en que nos afectó la sequía; y el exceso de las lluvias de 2020, afectó la floración de las plantas melíferas”, comentó.

Agregó que, aunque se realizaron las gestiones ante las autoridades federales para resarcir el daño en la apicultura, hasta la fecha no han recibido apoyo de ninguna instancia y esto ha generado que recrudezca la situación en la zona rural.

De acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (Siap), órgano  administrativo desconcentrado de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), desde hace dos años la apicultura se encuentra a la baja, pues en 2019 se produjeron únicamente 3 mil 255 toneladas de miel, 376.7 toneladas menos que en 2018, lo que se tradujo en una pérdida de 11 millones de pesos.

Sin embargo, la pérdida económica para 2020 alcanzó los 33 millones de pesos, con una producción de apenas 2 mil 133 toneladas, un desplome de mil 122 toneladas de miel comparado con un año anterior.

Recortes del gobierno de AMLO golpearon a los apicultores de Quintana Roo

Para Alfonso Ek Poot los recortes presupuestales realizados al campo por el gobierno federal, han impactado en programas que se manejan con el estado, donde los apicultores lograban obtener algo de apoyo durante momentos difíciles.

En el caso de la pandemia, lo que provocó fue un incremento en la demanda de miel, al ser utilizada como remedio casero contra el mal, sin embargo, no se logró cubrir la demanda, porque los productores de Quintana Roo apenas se recuperaban de la sequía de 2019, cuando la tormenta “Cristóbal”, se llevó miles de colmenas.

Caída en la producción pecuaria del estado La producción pecuaria en Quintana Roo alcanzó un total de 18 mil 127 toneladas entre carne en canal, miel y huevos, además de otros cinco millones 453 mil litros de leche.

Respecto a la carne, miel y huevo contabilizados en toneladas, el desplome general fue de 8%, que representó mil 579 toneladas menos contra 19 mil 706 de 2019.

La producción de leche fue la única que registró números positivos al cierre de 2020, con una diferencia de 771 mil litros sobre los cuatro millones 663 mil que se generaron un año atrás.

.

Fuente: Novedades Quintana Roo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por