Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Mujeres de tierra

Quieren dejar de ser costilla

Por José Luis Preciado

Ellas logran la feminización del trabajo agrícola, de esta forma en Yucatán, México y el mundo encontramos a la mujer rural jugar al tú por tú con el hombre. Su labor va más allá de los preparativos del lunch o atención a las actividades del hogar, lo mismo sobre un tractor, que cultivando o alimentando a los animales de la granja. No es cosa de rudos contra técnicos, es cariño por construir un patrimonio o continuar con esa herencia que nos dejan nuestros padres y abuelos. El campo en México está poblado de estas imágenes.

Las cifras sobre ocupación son muy duras; se dice que el 95% de las mujeres del campo viven en situación de vulnerabilidad, con apenas derechos, una enorme carga laboral y llenas de responsabilidades, sin olvidar que sus derechos políticos son menospreciados, sin acceso a la educación y con nula autonomía que les impide tener tiempo para ellas o para generar ingresos o emprendimientos propios que les permitan obtener recursos para su desarrollo personal y de sus familias.

Hay una propuesta de reforma en manos de AMLO surgida de una consulta nacional donde se pretender acabar con este rezago. El próximo 15 de octubre se conmemora el Día Internacional de las Mujeres Rurales.

En todos los discursos se pondera la enorme contribución de la mujer rural, pero en los hechos no es tomado en cuenta, salvo para labores secundarias o de apoyo como madre o compañera. Según el INEGI, México tiene más de 120 millones de habitantes de los cuales el 23% son mujeres rurales que viven en Oaxaca, Veracruz, Estado de México, Chiapas y algunas otras entidades, 6 de cada 10 viven en situación de pobreza.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por