Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Mujeres del Campo

15 de octubre, Día Internacional de las Mujeres Rurales

Por Jorge Alanis Zamorano

Desde hace 12 años se abrió en el calendario el espacio oficial donde se reconoce al 15 de octubre como el Día Internacional de las Mujeres Rurales, pero ¿a qué responde?

De entrada “se reconoce la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural”, pues se estima que la mujer del campo representa el 43% de la mano de obra agrícola. No obstante, a pesar de ser tan productivas como los varones, la Organización de las Naciones Unidas señala que para las campesinas no es tan fácil acceder a tierras, créditos, materiales agrícolas y más.

Es por ello que invité a la cabina de Radio Yucatán FM.com.mx a la Lic. Aremy Mendoza Cuevas, directora de Apoyo a la Mujer y Grupos Vulnerables (dependencia de la Secretaría de Desarrollo Rural), para platicar de este día tan importante que tiene que ver mucho con sus funciones como servidora pública. Originaria de Motul, tiene una formación en Trabajo Social a la par que está punto de concluir la carrera en Derecho.

Además de cumplir con un compromiso por el que se le contrató, está empeñada en avanzar con miras a que el crecimiento de las mujeres enmarque un trabajo más allá de lo institucional y, si algo no está en sus manos resolverlo, busca con sus compañeros dentro y fuera de la Secretaría, abriéndose camino entre nuevas vías y encontrando soluciones.

Cuenta que gracias a las gestiones realizadas existe un alto número de mujeres beneficiadas este año. Hasta el pasado 15 de octubre, llevaban contabilizadas a 2,980 mujeres que han recibido apoyo, y esto sin tomar en cuenta el corte del programa “Peso a Peso”.

¿Qué sucede con los proyectos que se apoyaron? ¿Se les da seguimiento?

Así es. En el caso del Fondo de Apoyo a la Productividad Agropecuaria del Estado de Yucatán (FOPROYUC), las mujeres acceden a un crédito y después de pagar puntualmente se les puede renovar sin problemas. El PRODETER, por su parte, es un programa de desarrollo rural que permite el establecimiento de los proyectos de desarrollo territorial, donde se les dio capacitación y hoy día también se les da seguimiento.

Aremy resalta que entre las mujeres apoyadas podemos encontrar ganaderas, apicultoras, campesinas y horticultoras, quienes están dedicadas al campo al cien por ciento.

Hay que ser institucionales

¿Cómo hacer para no caer en otorgar beneficios selectivos?

Los lineamientos son muy claros. Hoy día puedes consultar el padrón de beneficiarios por medio de los programas de transparencia y verás a gente de todos lados y colores, pues cumplieron con los requisitos. Hay que ser institucionales, debemos ser imparciales e incluyentes. Ellas son atendidas sin preguntarles nada que tenga que ver más allá de su actividad. Cualquier mujer con que nos diga de qué municipio es, nosotros la canalizamos.

Frente a los cambios

Estamos en cambios muy fuertes en la lucha de las mujeres y tú estás en uno de los escenarios. En este momento, ¿cómo se encuentra la mujer desde tu perspectiva?

En cualquier ámbito, llámese político, social, como productora, como profesionista, ha mejorado. Te puedo decir que las oportunidades que tuvo mi mamá son muy diferentes a las que hoy tengo, y esto no es porque hayamos despertado, pues las mujeres siempre hemos estado despiertas, la diferencia es que hoy nos estamos haciendo reconocer, ya somos conscientes del valor que tenemos.

Y ahora la mujer participa en todo.

Así es. Somos más del 50% de la población, más del 50% de la mano de obra en la producción de alimentos, en las maquiladoras, como profesionistas; hoy muchas mujeres están al frente de grandes empresas y no es siempre porque sean las dueñas sino porque se ganaron ese ascenso, lo trabajaron y se prepararon. Hay un porcentaje mucho más elevado que hace 15 años.

Hoy la mujer está luchando para estar en el lugar donde siempre ha debido estar. Ya se acabó eso de ‘mientras me caso’, hoy se están preparando para verdaderamente ejercer y salir adelante; porque ya se tiene la mentalidad de que, independientemente de los estudios, sabemos trabajar, sabemos algún oficio o en su defecto lo aprendemos sin pensar en el qué dirán, y para eso está la dirección de Apoyo a la Mujer y Grupos Vulnerables, concluye Aremy.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por