Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Negocio con mucho futuro

Acuicultura, ecológica y sana alternativa

Eliges el día, una fecha en la que el pronóstico del clima es ideal, preparas todo para ir a comer a la playa ese guiso que tanto te gusta, llega el momento y en efecto no hay demasiado calor ni demasiado frío, entras a tu restaurante favorito, ordenas y es cuando te dicen -señor, lo siento, por el momento no tenemos, está en veda temporal. Te molestas, te estresas y al final terminas pidiendo algo que ni siquiera te gustó. ¿Has pasado por una situación similar? ¿Imaginas que te llegara a suceder? Afortunadamente, ahora ese “problema” es cada vez menor, ya que gracias a la acuicultura, podemos tener a la disposición mariscos y peces saludables cultivados de manera inocua.

Por Gabriela Pérez

¿En qué consiste y qué tan saludable es la acuicultura?

Según la FAO la acuicultura o acuacultura es el cultivo de organismos acuáticos tanto en zonas costeras como del interior, es decir, que puedes cultivar especies en áreas acuáticas naturales o en granjas, siempre cuidando los procesos que intervienen en su crecimiento y alimentación. Este sector productivo está creciendo de manera muy rápida, representa el 50% de pescados y mariscos que se consumen a nivel mundial, además existen cerca de 567 especies acuáticas que se cultivan, es una actividad realizada en países con riqueza así como de tercer mundo.
Aunque actualmente la producción acuícola se deriva de animales herbívoros y omnívoros, se espera que este factor cambie debido al fuerte crecimiento de esta actividad que está proveyendo seguridad alimentaria, ya que cada vez hay más vedas debido a la falta de peces en el mar, aunado a que es una actividad menos riesgosa en comparación con la pesca.
Ya mencionamos la sobreexplotación del mar en nuestra edición septiembre de 2015*. Esta alarmante situación preocupa a científicos, ambientalistas, gobierno y sociedad. Muchas especies marinas capturadas para el consumo humano están desapareciendo por lo que no solo no hay posibilidad de incremento de captura, sino que habrá un mayor problema si se continúa pescando sin importar las implicaciones ecológicas.
No podemos tampoco desvalorizar la importancia que tiene la pesca, es una industria que provee trabajo a millones de personas alrededor del mundo, además que es de suma importancia para la seguridad alimentaria, es por ello que se debe tener un equilibrio con la naturaleza y no terminar agotando un importante sector de nuestro mundo.

barco-pesquero

El consumo de pescados y mariscos en México, muy específicamente en Yucatán, no se encuentra completamente arraigado en nuestra dieta, es decir, no lo consumimos de dos a tres veces por semana, como sería lo adecuado, sin embargo, es muy importante incluirlo en nuestro menú, ya que el pescado contiene una substancia que se llama omega3 que ayuda a no envejecer, a desintoxicar el organismo, mejorar la memoria, además protege el corazón por sus nutrientes y reduce el riesgo de ataques cerebrales o derrames, poseen además propiedades nutricionales que los convierten en alimentos fundamentales dentro de lo que se considera una alimentación equilibrada y cardiosaludable.
Los animales acuáticos no solo sirven como alimento humano y de consumo animal, también se pueden encontrar en cosméticos, farmacéuticos, bebidas y hasta en artículos de higiene.
¿Hay alguna diferencia entre comer pescados
o mariscos no cultivados a los de granja?

Acuicultura

tilapia frita

El valor nutrimental es el mismo, sin embargo, el sabor puede variar, por ejemplo, en el caso de la tilapia, la que se encuentra salvaje su sabor es terroso por su alimentación, a diferencia de la que habita en granja la cual es alimentada cuidadosamente; los crustáceos, como el camarón, tienen un sabor parecido incluso difícil de detectar, anteriormente se pensaba que el camarón cultivado “no tenía sabor”, sin embargo son 240 especies conocidas y aunque similares, su consistencia al paladar puede tener una ligera variación. Hay que recalcar que algunos animales cultivados de forma silvestre no son completamente recomendables debido a que no son monitoreados y viven de manera “libre” en espacios naturales y el hombre solo se encarga de capturar, sin cuidar la inocuidad del alimento.
Es importante recordar que si todavía vas a probar algún animal marino cultivado, estés informado de su origen, opta siempre por productos frescos, en Yucatán, aunque no en abundancia, ya podemos encontrar espacios de venta, puedes elegir tu pez vivo y disfrutarlo en cuestión de minutos.
Atrévete a incursionar en esta área que cobra cada día más fuerza, como productor puedes aprovechar que se aprobó una ley sobre el agua utilizada en esta actividad, generando que el costo por el vital líquido sea igual al uso en el sector agrícola o ganadero. Como consumidor, opta por productos locales, y sobre todo dejemos descansar al mar, que suficiente nos ha dado y esperemos que le falte mucho todavía por dar.

44498375-pescados-reci-n-pescados-tilapia-de-acuicultura-locales-en-un-plato-blanco-listo-para-su-receta-de-c

* Año 7/ septiembre 2015/ número 57/ página 8 y 9 “El mar estará vacío”. (puedes consultarla en nuestro portal www.ruraltv.com.mx en la sección “Revistas”)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por