Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

No abaratar el precio del camarón

Piden no abaratar el precio del camarón por alza al combustible

CARMEN, Campeche. El sector pesquero ribereño denuncia que existe competencia desleal, provocando que se abarate el precio del camarón Siete Barba hasta en 38 pesos el kilogramo, lo que genera pérdidas para los pescadores quienes gastan más por el incremento al combustible y que a nivel nacional paguen menos por el crustáceo, siendo el estado el único en el país que mantiene la captura de la especie marina en la actualidad teniendo las mínimas ganancias.

Fuente:EL SUR CAMPECHE.

El crecimiento de la producción de camarón Siete Barbas y otros, ha provocado que los comerciantes de este producto marino quieran sacar provecho, por lo que bajaron el precio de compra, lo que no ha sido del agrado a los hombres de mar que diariamente salen a realizar la captura de esta especie y no ven las ganancias de su captura.
José Ramón Cruz Solana, pescador local, señaló que el precio justo para todos, tanto los pescadores como los comercializadores, debe ser de 65 pesos por kilogramo, para que así ellos tengan ganancias sin afectar a los comerciantes que se encargan de distribuirlo en los mercados, restaurantes y centrales de abasto de toda le República Mexicana.
El hombre de mar señaló que tienen diversos gastos, la reparación de motores, reparación de redes de pesca, además de la compra de combustible, que al aumentar de precio hace que tengan menos ingresos por cada viaje que realizan a alta mar, por lo que debe ser considerado por los comerciantes.
Mariano Peralta Ramírez, presidente de la cooperativa “Pescadores de Puerto Real”, está de acuerdo con los pescadores ribereños y aseguró que se debe poner un precio mínimo de tope de 50 pesos por kilo de producto, con ello se evitara la especulación y la competencia desleal de parte de los comerciantes.
“Ahora que hay producción de camarón, deberían aprovechar para mantener los precios y cuando escasee subirle gradualmente, para poder mantener a la industria pesquera activa sin necesidad de la espera del apoyo del fideicomiso, pero es todo lo contrario, cuando más hay, dan más barato el producto y esto afecta las ganancias”, explicó.
El tener un precio mínimo de tope, permitirá que ningún empresario del ramo pueda acaparar el producto en sus bodegas, pues al comprarlo a 50 pesos deberá comercializarlo en las temporadas de buena venta.
Cabe recordar que en 2016, el sector camaronero cerró a la baja generando para el gremio pocos recursos con los que pueda subsistir, ahora que se han tenido 7 días de buena captura se debería aprovechar al máximo para hacer el inventario en las bodegas, por lo que piden a las autoridades pertinentes que se realice un estudio para que se determine un precio estable, para poder comercializar el camarón en todas sus variantes además de las especies de escama.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por