Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Nos está costando vidas y recursos

Nos está costando vidas y recursos
Por Jorge Alanis
La Unidad Mérida del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (CINVESTAV), realiza investigación científica en los campos de Ecología Humana, Física y las Ciencias del Mar, estos grupos de investigación contribuyen y generan conocimiento, desarrollando y transfiriendo tecnología y formando nuevos investigadores y especialistas que multiplican el quehacer científico.

El doctor Miguel Ángel Olvera Novoa, investigador y encargado del proyecto para cultivar pepino de mar el cual inicia en el 2010, que en ese mismo año se logran seis desoves de pepino de mar en cautiverio. Difícil trabajo pero que en el futuro para todos nosotros traerá grandes beneficios. El problema, a parte de la disminución de la biodiversidad de nuestros mares, es que los pepinos son las “lombrices” del mar. Es decir, se alimentan de desechos y los convierten en elementos más simples que pueden ser utilizados por distintas especies y ayuda a fertilizar el fondo marino, esto es de forma indirecta, pero de forma directa, limpia el fondo marino y lo oxigena para que puedan vivir distintas especies en él. Su carencia también hace que falte el escalón inferior de la cadena alimentaria, pasando la carencia hasta los niveles superiores.

En entrevista el investigador nos comenta sobre la situación actual del pepino de mar en el Estado. “El problema ha venido empeorando día con día a pesar de los esfuerzos de las autoridades pesqueras para proteger el recurso a través de vedas, la mayor parte del año sigue siendo pescado de manera ilegal generando un problema social al enfrentarse violentamente las comunidades…”.

El doctor Miguel Ángel Olvera Novoa, investigador y encargado del proyecto para cultivar pepino de mar
El doctor Miguel Ángel Olvera Novoa, investigador y encargado del proyecto para cultivar pepino de mar

Situación que va en aumento, que entre muchas explicaciones encontramos la necesidad económica; en otros escenarios, se ve claramente poco interés en el daño que se ocasiona, es decir, únicamente se ve el valor económico y no la gran pérdida ecológica que trae consigo. A esto se le suman decisiones de servidores públicos que parecieran no saber absolutamente nada ya que durante la charla con el Dr. Olvera, al preguntarle si considera se debiera prohibirse permanentemente la captura del pepino de mar, estas fueron sus palabras: “Definitivamente es un grave problema. Hace dos años se declaró la veda total de este recurso y por presiones políticas y obedeciendo también a la presión del pescador se abrió nuevamente la pesca del pepino durante una semana allá por el mes de mayo”.

IMAGEN1

Año con año se viene abriendo la veda por una o dos semanas. Supuestamente es una medida para resolver el problema del pescador que no tiene otros ingresos en esta época del año por la veda del mero, langosta y veda de todo… para ellos el pepino de mar es una salida importante. Pero de nada sirve que exista una veda si no se respeta, pescan todo el año, no hay manera de vigilar a todas las comunidades de la costa evitando desembarcos y sitios de procesamiento clandestinos. Las acciones deben ser en todos los ámbitos, desde los mismos pescadores y la comunidad entendiendo que hay que cuidar el recurso porque si no va a desaparecer. “No sé si está bien decirlo pero de pronto la autoridad no establece criterios apropiados para la explotación del recuso, por ejemplo, el año pasado se suspendió la veda en el mes de junio contraviniendo todas las reglas de la pesca sustentable ya que en dicho mes es cuando el pepino inicia su reproducción. Se abrió la pesca y no se estableció una cuota de acuerdo al reglamento que garantiza que hayan organismos para repoblar. Se dio una pesca indiscriminada y eso desestimula a la gente que está trabajando en la protección del recurso, porque dices: si la autoridad que debe cuidarlo hace este tipo de acciones entonces ¿qué podemos esperar?…”.

¿Será que las autoridades no saben que existen ciertos documentos ya sustentados y verificados? ¿Toman en cuenta a los investigadores? ¿Consideran el grave problema al estar eliminando al pepino marino, por ejemplo? Sin embargo, como nos comenta el investigador, se dice en radio pasillo que “…de lo que se trataba era de vaciar las bodegas que estaban llenas de recurso capturado de manera ilegal y si se establecía una cuota no había manera de movilizar todo ese producto almacenado ¿Quién o quienes salen beneficiados? No se sabe…”.
En Rural MX apreciamos los trabajos como el del Dr. Miguel Ángel Olvera así como también del equipo de investigadores que lo acompaña, pero que en otros ámbitos de decisiones al parecer no conocen, no los toman en cuenta, no se les consulta y eso cuesta muchos recursos, la vida incluso.
pepineando_3_traffic

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por