Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Papaya maradol hermafrodita

Produce el CICY plantas de papaya maradol hermafrodita

Científicos mexicanos del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY-Conacyt), encabezados por el doctor Jorge Santamaría Fernández, lograron producir plantas de papaya maradol 100% hermafroditas, cuyos frutos son de alta calidad de exportación porque tienen las características de forma, tamaño, sabor y color que más solicitan los compradores de otros países.
Este avance científico puede beneficiar a un ramo agroindustrial que genera 68 mil empleos directos, en 17 estados, porque es un producto que se cosecha a mano.

Por: Antimio Cruz en Yucatán | La Crónica

México es el exportador número uno de papaya a nivel mundial —por encima de Brasil Australia y Estados Unidos—, con ventas anuales de más de 130 mil toneladas de este producto. Sin embargo no todos los frutos del árbol tropical son de interés para los mercados extranjeros. Ellos prefieren la papaya con forma alargada y color rojizo que se obtiene de las plantas hermafroditas pues las plantas macho no dan fruto y las plantas hembra dan fruta cuya forma es redonda y no se vende bien en el extranjero.

frutos lechosas hermafroditas

Hasta ahora, las plantaciones comerciales producen normalmente plantas hembra, macho y hermafroditas, lo que obliga a eliminar de la plantación las no hermafroditas.
Los científicos del CICY llevan a cabo un programa integral en el que aplican diferentes técnicas científicas y agrícolas para mejorar la producción de este alimento, desde la hibridación o cruza clásica de especies, hasta el mejoramiento genético por medio de biotecnología.
“Nosotros estamos convencidos de que para ayudar lo más adecuado es trabajar en un programa de mejoramiento integral, esto significa que trabajamos haciendo muchas cosas diferentes, desde colectas de semillas silvestres; estudios sobre las características necesarias para una mejor adaptación a suelos de diferentes localidades; programas de cruzas y mejoramientos y tenemos también un programa de búsqueda de los mejores genes que hagan a las plantas resistentes a enfermedades” explicó en entrevista con Crónica, el doctor Santamaría, al describir las mejoras a este producto que se siembra en 17 estados.
“Todo junto es lo que llamamos mejoramiento integral”, subrayó el investigador egresado de la carrera de agronomía de le Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco (UAM-X), con posgrados en biotecnología de la Universidad Queensland, Australia y doctorado de la Universidad de Lancaster, Reino Unido.
TRES OBJETIVOS. Debido a que éste es un proceso que aspira a ser transferido a los agricultores y a las agroindustrias, muchos de sus resultados para obtener mejores semillas y plántulas de alta calidad buscan ser multiplicados a través de la Biofábrica, que es un proyecto puesto en marcha por el CICY, en Mérida, para apoyar la producción de papaya, coco y henequén, por ahora. El trabajo en la biofábrica permitiría tener insumos de alta calidad para poder abastecer a los productores mexicanos de 17 estados.
“Nuestros esfuerzos se enfocan en tres objetivos: mejorar el proceso de producción, mejorar las características para exportación y mejorar las características nutracéuticas o beneficios para la salud del consumo de este producto”, indicó el doctor Santamaría.
“Para apoyar el proceso de producción hemos buscado mejorar genéticamente las variedades para que se reduzcan los costos de producción que actualmente son muy altos por la necesidad de combatir plagas y utilizar agua de riego. En segundo lugar hemos buscado las mejores especies en cuanto a color, sabor y forma para satisfacer lo que piden los consumidores nacionales y los consumidores de otros países, particularmente con la papaya maradol. Y en tercer lugar queremos mejorar sus propiedades nutracéuticas para que su consumo sea benéfico para la salud, particularmente entre personas con problemas metabólicos, por ejemplo la diabetes”, añadió el científico mexicano, miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) desde 1988.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por