Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Pescadores del Golfo desean apertura de mercados asiáticos

e espera una buena cantidad de curvina con las siete mareas de esta temporada, siendo la próxima en la primera semana de marzo, donde sí habrá la pesquería suficiente.

SAN LUIS RÍO COLORADO, Sonora. Los pescadores del Golfo de Santa Clara esperan la apertura de los mercados asiáticos para la comercialización del buche de curvina.

El cooperativista Carlos Tirado Pineda, informó que se espera la demanda de China y Corea a este producto para enviarlo hacia esos lugares del lejano oriente.

“Pero también podemos tener problemas en el buche, por el tamaño de la curvina, si ésta viene chica, los clientes no quieren un buche chico”.

Agregó que todo se valora en estos momentos, para poder determinar el precio porque ahorita no lo hay, se tiene que saber cómo está de tamaño y de volúmenes.

Indicó que los chinos tienen la intención de comprarlo, pero ponen de condición que tiene que ser el buche grande, pero si la pesquería no viene con buen tamaño, difícilmente se va a poder obtener una buena ganancia.

No hay precio del buche, esperamos que venga en buen tamaño la curvina.

Por otra parte, mencionó que a lo largo de la temporada de curvina, se esperan siete mareas, una de ellas tiene de fecha que comenzó el pasado lunes y finaliza el jueves 25 de febrero, pero en ésta, no hubo el producto suficiente.

“Esta marea, posiblemente no se presente la especie, por lo que será complicado el sacar producto; sabemos de reportes de San Felipe, y zonas de muy hondo donde han agarrado algunas piezas”.

Manifestó que se cree que en la marea que comienza el 8 de marzo, es muy probable que comience lo fuerte de la pesca de curvina.

Las fechas en que se presentarían las mareas, además de las dos anteriores, también hay otras del 23 al 26 de marzo; 6 al 9 de abril, así como del 21 al 24; en mayo, del 6 al 9, y del 21 al 24.

En cuanto al precio del producto, aseguró que se encuentran monitoreando los mercados, por la pandemia ha estado complicado, en algunas partes han tenido novedades que apenas quiere reactivarse la producción de curvina.

Golfeños probarán red de pesca alterna

La red “Mozambique” pudiera ser una alternativa para los pescadores del Golfo de Santa Clara, en vez de usar la red agallera, las pruebas serían la semana entrante, es un arte de pesca similar a la que usan para la captura de sardina y atún, para no afectar el medio ambiente y remediar la situación que prevalece en la región.

El cooperativista Carlos Tirado Pineda, informó que, desde hace meses, el Instituto Nacional de Pesca (Inapesca) ha experimentado con ese arte de pesca, pero es muy complicado que se lleve a cabo ese cambio, pero, aun así, harán los experimentos para ver si se puede adaptar a las embarcaciones.

“Lo que pasa es que las embarcaciones del poblado no cuentan con los mecanismos para manejarla, además de que no tenemos esa red, no sabemos si va a resultar bien el uso de ese arte”

Recordó que hace dos años se probó esa técnica, aunque sin capturar curvina, porque solamente se probó cómo funcionarían y fue muy difícil, fueron tres embarcaciones las que se utilizaron y la red estaba en una sola panga.

“En las otras dos estaban la gente que iban a hacer la operación, en sí, es difícil, por cómo es la actividad pesquera”.

Dijo que el problema es que Inapesca apenas vendrá a hacer las pruebas y se requiere tener, al menos una certeza, de que la pesquería de curvina se pueda presentar a fines de mes y ocupan los permisos para poder hacer esa actividad.

Es prácticamente nulo el impacto ecológico durante la pesca de la curvina

Es prácticamente nulo el posible impacto ecológico durante la pesca de la curvina, cuya temporada comienza a fines de mes o principios de marzo, pero siempre y cuando cumplan con los requerimientos que dictó el gobierno federal a fines del año pasado.

La ecóloga Martha Román, informó que, para evitar problemas, deben de usar los artes de pesca autorizados por la federación, aunque ya anunciaron los pescadores que usarán los artes que ya tienen, por lo que habría que evaluar si tendrá impacto o no.

“Lo que los ribereños tienen de ventaja es que la curvina no es necesariamente de exportación, ya que el 90 o el 99 por ciento de la captura está destinada al mercado nacional, no es producto de exportación importante como el camarón”.

Agregó que esta pesquería es parte fundamental para reactivar la economía del Golfo de Santa Clara, muy golpeada por el embargo y la veda, además de la pandemia provocada por el Covid-19.

Expresó que para tener una pesca sustenta y que no perjudique al medio ambiente, es seguir las recomendaciones que hace la autoridad con respecto a la curvina, principalmente respetar la “luz de malla” (o la abertura de la red), aunque en este año se tiene que modificar su red, así como respetar los topes de cuota.

“Algo muy importante y que es fundamental para esta pesca, es hacer el trabajo fuera de la zona núcleo, que se creó para preservar las especies y que no caigan en peligro de extinción.

Hace unos días, se dio a conocer la cuota anual de esta pesquería, que son 6.6 toneladas por panga, para los 435 permisos de pesca que hay en el poblado.

Cabe señalar que la temporada de curvina en el Golfo de Santa Clara comienza a fines de mes o bien, a principios de marzo, por lo que los pescadores ya preparan sus embarcaciones para dar inicio a la misma.

VÍCTOR CUBILLAS Z. TRIBUNA DE SAN LUIS.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por