Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Pescadores, listos para la “pepineada”

De acuerdo con testimonios de los pescadores, cada temporada de pepino de mar resulta incierta, porque las autoridades pesqueras (Conapesca) le han apostado al desorden por dos razones: o consideran que el pepino de mar se agotará y dejará de existir la pesquería o protegen a los tres acaparadores del recurso (Martín Velázquez Cuevas, Daniel Zacarías y Rodrigo Saidén).
“Cualquiera de esas dos razones explica por qué llevamos 5 años de pesca comercial de pepino de mar sin un ordenamiento en la captura, posesión, transportación y exportación; cada año es la misma situación: el sector pesquero le pide a Conapesca que abra la temporada, le pide apoyo al Gobierno del Estado para empujar, se hacen los estudios y luego viene la incertidumbre de esperar a que se publique en el Diario Oficial de la Federación para empezar la temporada; así no puede ser.
“Los estudios del Inapesca han demostrado este año que sí hay recurso, que sí hay biomasa y que se recupera, que lo que se creía que ya no habría en Dzilam de Bravo y Telchac ha regresado y lo mismo en Río Lagartos, y lo mismo ocurrirá en Sisal y Celestún: o quieren el desorden para proteger o le apuestan al desorden para que se agote; ¿Qué clase de autoridad pesquera son?”, cuestionaron los hombres de mar.
Pescadores, en vilo
La incertidumbre de no saber las fechas de captura tiene a los pescadores en vilo, ya que los compradores no les proporcionan capital para estar al 100 por ciento listos, ni tampoco cuentan con los permisos renovados.
“Con decirle que ni los permisos tenemos en las manos, se los llevaron desde el 19 de abril para renovarse, porque tienen vigencia de 2 años y tuvimos que pagar los 1,800 pesos para la renovación y no nos los han devuelto, así cómo, dígame, por eso es que hay tanto ilegal”, comentaron.
Aun cuando no saben qué día empezará la temporada, los pescadores están listos y afinan detalles en las neveras, en los compresores y todo el movimiento resurgirá dándole vida a los Puertos de Abrigo el día en que se publique en el Diario Oficial.
“Ese día que salga en el Diario Oficial de la Federación, ese día saldremos, veremos cómo le hacemos pero saldremos, pediremos el gas y arreglaremos todo, pero no perderemos los días”, dijeron.
En el Puerto de Abrigo de Dzilam de Bravo, Santa Clara, Chabihau, San Crisanto y Telchac Puerto, los pescadores se preparan.
Con láminas remachadas se observaron sancochaderos en San Crisanto y en Dzilam de Bravo, la “pepineada” ha prosperado en el puerto, ya que los sancochaderos ya no son desmontables, sino que son espacios fijos que se limpian cuando es tiempo de sancochar y se ocupan como bodega el resto del año.
Los tres acaparadores
Para esta temporada, los pescadores calculan que habrá de 10 a 15 compradores, además de los tres acaparadores citados líneas arriba, ya que los asiáticos han estado presentes y cercanos desde el viernes de la semana pasada, que supieron que está próxima a abrirse otra temporada.
Los pescadores recordaron que el precio de pepino fresco cerró en 65 pesos el kilo en algunas zonas y otras en 70 pesos, y en la exportación en 74 dólares por kilo ya cocido.
“Esperamos que por lo menos la temporada abra en lo que cerró, no menos”, dijeron.
El año pasado la captura de pepino de mar no tuvo cuota.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por