Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Pescan mojarras en las zonas inundadas del Oriente

En el Oriente, el rebose de aguadas arrastró mojarras

TIZIMÍN.— Entre lo menos malo de que amplias zonas de esta región continúen inundadas, es que en el rebose de aguadas y cenotes el agua arrastró mojarras con cuya pesca, algunas familias consiguen la comida del día.

Por ese inesperado “regalo” tras la inundación, muchas personas acuden a cordelear en la vera de la carretera que va de la comisaría de Samaria al puerto de El Cuyo.

Niños, mujeres y pescadores de El Cuyo llegan a tirar su anzuelo y llevarse las mojarritas, aunque tienen que pasar largas horas hasta obtener lo suficiente para una comida.

En tanto, otros más se llevan vivos los ejemplares con la intención de reproducirlos o engordarlos ya sea en pozos o cenotes.

Para pescadores que por las condiciones del clima han estado inactivos, las aguadas han sido la mejor opción para ir a tirar anzuelo y sacar en un día hasta 15 mojarras cuando les va bien.

Cuando llegan a sus casas las fríen y se las comen con salsa “nipec”.

En la zona, las entradas de la mayoría de los ranchos cercanos a la Comisaría de Moctezuma están convertidas en lagunas y hasta allí llegan mujeres que se meten a pescar.— W.U.CH.

.-Con información de Diario de Yucatán

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por