Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

¡Pitahaya bendita!

Me quitas la sed y me llenas de sabores exóticos
Allá en Yobaín, aproximadamente a 65 kilómetros de Mérida, están las pitahayas o “dragon fruit” conocida así en Asia, Estados Unidos y Europa. Como les quieras decir, la cuestión es que su sabor es inigualable, es refrescante y muy esperada para así poder deleitar los exigentes paladares de quienes pacientes reciben la temporada de julio y agosto.

Santiago Sauri personifica una historia de emprendimiento que con mucho valor ya se refleja en Estados Unidos y comienzan sus trámites para incursionar en Europa.

Por Jorge Alanis

Ya cruzan la frontera con el fruto de sus sueños
Una vez que llegamos, rápido nos refugiamos en sus instalaciones ya que una fuerte lluvia refrescaba el sofocante calor que azotaba minutos antes. Aprovechamos para conversar con don Santiago y detallar un poco su historia.

Hace seis años que comenzaron la travesía, y es el segundo año que logran enviar sus frutos a Estados Unidos. Tienen el proyecto de ser un centro de acopio certificado para comercializar al extranjero los frutos de otros productores. Y es que la pregunta vino a mi mente: ¿Alcanza para todos los productores el mercado interno y externo? Para que sepan los que quieren invertir, nos comenta nuestro anfitrión que el mercado es muy grande, la demanda es creciente, que su producción ya está vendida por el excelente mercado que existe, es decir, el nacional y el extranjero el cual se divide al 50%. En el nacional, están comercializando con Chedraui por lo que ya no pueden comprometerse con más clientes ¡Su producción no les alcanza!

IMG_1815

Creciendo como
agricultores

Una vez que se siembra el fruto tarda dos años en aparecer y comenzar la cosecha. Don Santiago nos dice: “…sí, es algo tardío, pero sabiendo administrar y manejando bien el proyecto tenemos la oportunidad de ir creciendo como agricultores…”
Comenzaron con la siembra de una hectárea, después de realizar muchas pruebas y con la oportunidad de trabajar con ingenieros que los apoyaron, han logrado crecer rápidamente ya que en cuatro años tienen 20 hectáreas de las cuales 10 están produciendo y 10 estarán otorgando el fruto el próximo año. Actualmente son 10 mil cajas de 10 libras (4.536 kg) las que comercializan que son aproximadamente 45 toneladas. El fruto seguirá creciendo, sin embargo, no con la calidad de exportación.

IMG_1884

Pitahaya contra otros frutos
Y es que si tarda tanto en dar fruto, si las pruebas fueron tantas ¿Por qué pitahaya? La resistencia de este fruto contra otros y que pueden venderla hacia el extranjero fue lo que les llamó la atención. El ejemplo que nos dan: “…la naranja tiene más competencia, en el Estado es poca la siembra de pitahaya y no nos damos abasto, la demanda es muy alta por lo que hay más oportunidad de venderla fuera del país a mejor precio y sobre todo existe la oportunidad para los pequeños productores de hacer dinero con mayor certeza. De ahí la idea del centro de acopio certificado…”

Podemos vender a otros países
y no sólo a Estados Unidos
¿Lograr un centro de acopio certificado, con todos sus protocolos? y, es que en realidad estamos refiriéndonos a un mercado serio, donde se deben cumplir estándares de calidad, procedimientos y muchas cuestiones que para otros es engorroso. De la manera más tranquila nos refiere que los procesos los ven a diario, los están haciendo en la práctica. Lo que solicitan sus clientes, lo hacen y menciona que no es fácil, pero tampoco imposible si es que uno así lo quiere… “Podemos alcanzar todas esas metas, vender a otros países y no únicamente a Estados Unidos, podemos hacer que el mercado siga creciendo y eso es lo que queremos, tenemos que seguir trabajando. Muchas cosas nos faltan por eso estamos en ese paso de seguir avanzando…”

IMG_1777

Mujeres: mano de obra muy importante
Actualmente dan empleo a 20 personas de manera fija y en el área de empaque se apoyan de otras 20 mujeres durante el periodo de cosecha. En la charla nos habló sobre el agradecimiento que tiene con ellas ya que es muy laborioso su trabajo: “…su mano de obra es muy importante…”
“…en el Estado, lo que hace falta es generar empleos, la gente siempre busca emplearse, aquí se les da oportunidad a las señoras porque no es un trabajo pesado. El peso de las cajas es poco y es algo que pueden realizar sin problemas. El trabajo pesado lo hacen los hombres, por ejemplo, llenar un tráiler con 2500 cajas. Aquí somos muy organizados y envíamos lo que el cliente pide incluso, en el peso de cada fruto…”

IMG_1895

Sin soberbia, no se guardan nada.
Comparten el camino al éxito

Oiga don Santiago… y si alguien quisiera comenzar y hacerlo con la misma calidad ¿Usted… compartiría la información? Sí, nuestro reto es ayudar para comprarles y enviar producto al extranjero. Hoy día tengo la oportunidad de asesorar a otros inversionistas. En Tizimín un señor sembrará 15 hectáreas y nosotros le estamos proporcionando toda la tecnología, la asesoría y facilidad para sembrar. En el caso de Telchac otro está sembrando 10 hectáreas y nosotros le vendemos el desteje, lo necesario, otorgándole la asesoría técnica para poder obtener su producción.
IMG_1854

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por