Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Plantas hermafroditas de papaya

El doctor en Fisiología Vegetal Cuauhtémoc Navarro Mastache ha logrado con su equipo de trabajo grandes avances en la investigación de la papaya, lo que permite una alta producción por planta.

El especialista dijo que las plantas mejoradas rinden de 40% a 50% más que las normales. Mostró fotografías de los campos que tiene la empresa Agromod en Chiapas, donde se ve que las matas tienen colgados sus frutos en casi todo su tallo. Si una planta normal produce 150 frutos, las plantas mejoradas dan el doble o más.

Y lo más valioso de estos resultados, explicó el científico durante su ponencia en el 5o. Seminario Internacional de Papaya y 9o. Encuentro Nacional de Papayeros, es que estas plantas de alta productividad se pueden clonar, producir in vitro y propagarlas en el campo mexicano conservando su calidad.

En la década de 1990 el doctor Navarro Mastache fue investigador del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) y de allí saltó al sector empresarial. Ahora es director de Operaciones de la División México del consorcio estadounidense NSIP y tiene a su cargo el proyecto de investigación para producir, en una primera etapa, 10 de 100 millones de plantas con el sistema de micropropagación en cultivos de agave, café, papaya, plátano y plátano macho.

Además, según informó, trabaja en el mejoramiento genético de la papaya, café arábica, cacao y desarrolla nuevas especies. Tiene a su cargo 24 investigadores.

El grupo que dirige ha desarrollado plantas 100% hemafroditas de papaya y mediante el sistema de clonación producen este año 40 mil plantas de este tipo; en 2018 producirán 70 mil y una vez que lo certifiquen producirán miles de millones de papayas hermafroditas, lo que será de gran beneficio para los productores porque ahorrarán costos y tiempo en su labranza.

“Las plantas hermafroditas de papaya ya son una realidad en México”, señaló el investigador. “Es un desarrollo tecnológico para la empresa Agromod, pero ésta puede comercializarlo, incluso ya tenemos las semillas de esta variedad”.

El científico explicó que la micropropagación es un proceso de regeneración de plantas a partir de una parte de la planta original, que permite producir miles de plantas mejoradas para que el productor aumente su cosecha.

Este sistema se aplica en todo el mundo y en México tienen sus laboratorios y campos experimentales en Tapachula, Chiapas. En ese laboratorio trabajan con materiales de diferentes países, con colaboración de muchas instituciones, entre ellas el CICY, y una red de apoyo de autoridades y académicos.

“La micropropagación ya está en marcha y nunca se detendrá porque siempre la idea es producir materiales genéticos mejorados para llevarle al productor tres o cuatro variedades cada año”, señaló. “Hoy estamos entregando materiales mejorados y no debe terminar nunca la investigación porque hay que hacer frente a las enfermedades, al cambio climático, a los cambios en las preferencias de los mercados y en la producción”.

Hasta ahora tienen una serie de líneas de clones, in vitro, híbridos, producción de semilla y la micropropagación de al menos 15 variedades de papayas, las cuales están siendo evaluadas y validadas por el productor.

El investigador destacó que la papaya es una fruta maravillosa que tiene efectos benéficos para la salud, tiene alto precio en el mercado y el reto ahora es desarrollar plantas resistentes a las plagas para garantizar su permanencia.

En su opinión, Yucatán tiene suelo y condiciones favorables para el cultivo masivo de papaya, sólo hay que desarrollar plantas que se adapten a estas condiciones y cuidar mucho la cuestión de las plagas.

Piloto Hermafroditas

El siguiente paso es liberar estas papayas modificadas en el campo y luego certificarlas.

Experimento

La empresa Agromod tiene 13 campos experimentales y superficies de plantaciones en Chiapas. Lleva siete años con el proyecto de la micropropagación y en enero próximo hará la primera plantación piloto de 15 hectáreas de papayas micropropagadas. Es decir, las plantas desarrolladas en los laboratorios se plantarán en el campo abierto para conocer su reacción. Esperan que las plantas aumenten en un 30%, 40% ó 50% su productividad.

Producción

Si hoy las plantas producen de 80 a 100 toneladas por hectárea, esperan que sus plantas produzcan de 120 a 130 toneladas o un poco más. Aunque se precisó que la alta productividad dependerá de las condiciones de las tierras y el cuidado de los cultivos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Lo más nuevo

Síguenos en Facebook

Patrocinadores

Contador de visitas:

Hoy: 2
Total: 209813

Diseño web por