Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Por qué comer remolacha

Por sus propiedades, la remolacha es estupenda para deportistas

La remolacha, un tubérculo repleto de propiedades y beneficios saludables | Amortize

La remolacha, también llamada beterrada o betabel, es un tubérculo con raíz y hojas comestibles. Por suerte, la encontramos en el mercado en cualquier época del año y podemos consumirla tanto cruda como cocida, en guarniciones, sopas y cremas. Además de por su peculiar y característica tonalidad de color, de la que hablaremos más adelante, destaca por los nutrientes saludables que posee y que le otorgan sus numerosos beneficios y propiedades.

La remolacha, esa gran desconocida para muchos, es una extraordinaria fuente de potasio. Hablamos de un mineral imprescindible para el equilibrio de las células, para el correcto funcionamiento neuromuscular. De ahí que resulte tan importante para los deportistas y, en general, para todos los que realizamos alguna actividad física. El déficit de potasio en el organismo provoca fatiga, debilidad, diarrea, calambres y dolores musculares.

El plátano se ha ganado el distintivo de ser el rey del potasio pero la remolacha no se queda atrás, ya que incluso lo supera con creces. Aquí va un dato que os dejará con la boca abierta y quizás os lleve a reemplazar, tras una sesión intensa de ejercicio, el plátano por una ensalada de remolacha: esta raíz contiene 400 miligramos de potasio por cada 100 gramos de producto. Más sorpresas. También es rica en hierro, por lo que su consumo es del todo recomendable durante el embarazo y el ciclo menstrual.

No podemos pasar alto que aporta fibra y ayuda a prevenir el estreñimiento, aunque en algunos casos se aboga por la prudencia en su consumo, ya que no es del todo adecuada para las personas que tienen tendencia a desarrollar acidez de estómago y gases, y tampoco, por su riqueza en oxalatos, para los que tienen predisposición a los cálculos renales. En cambio, sí es un vegetal apropiado para los que sufren retención de líquidos, presentan sobrepeso o quieren desprenderse de esos kilos de más.

En la remolacha predominan los hidratos de carbono, por lo que suele combinarse con otras verduras y no con alimentos muy calóricos. Es tan versátil que también podemos tomarla en forma de zumo, mezclada con frutas como la manzana u hortalizas dulces como la zanahoria. Su color rojizo se debe a dos pigmentos, la betacianina y la betaxantina, que tiñen las heces y la orina del mismo color. Así que no te asustes si, horas después de haber comido remolacha, percibes algunos de estos “efectos secundarios”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por