Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Preservar sanidad animal en Yucatán

Acciones conjuntas para preservar sanidad animal en Yucatán

Acciones conjuntas para preservar sanidad animal en Yucatán.
Mérida, Yucatán, 7 de septiembre de 2016

Con la finalidad de prevenir la presencia del murciélago hematófago, principal transmisor del virus de la rabia al ganado, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) opera la Campaña Nacional para la prevención y control de la rabia en bovinos y especies ganaderas.
En Yucatán, en 2016, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), a través del SENASICA, invierte en este esquema más de 1,856,964 millones de pesos; hasta el primer semestre del año se han aplicado 23,337 vacunas ha ganado susceptible y 1,563 dosis como seguimiento a focos rábicos.
Se han realizado además más de 288 operativos de captura en corral y 40 en refugios, para un total de 328, mediante los cuales se logró la detención y tratamiento vampiricida a más de 2,680 murciélagos hematófagos.
Fuente: SAGARPA

Aunado a lo anterior, se mantiene una continua y estrecha comunicación con los servicios de salud pública federal para el seguimiento y cierre de los casos que se presentan mediante el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica.
En México, resulta de gran relevancia la vacunación del ganado pues 25 estados presentan condiciones ecológicas favorables para que exista el murciélago hematófago-, ya que en caso de no estar protegido, es susceptible a padecer la enfermedad.
Por lo anterior, la Dirección General de Salud Animal del SENASICA implementó la Campaña Nacional para la prevención y control de la Rabia en bovinos y especies ganaderas, mediante la cual se realizan acciones conjuntas entre los sectores público, privado y social para controlar esta enfermedad.
Las principales estrategias establecidas por la campaña son la vacunación del ganado en riesgo, los operativos de captura de murciélago hematófago y la vigilancia epidemiológica de las zonas endémicas y no endémicas.
Además, se realiza un diagnóstico constante en laboratorios oficiales para detectar oportunamente la presencia de esta enfermedad, la promoción y difusión de la campaña, así como una constante capacitación local, regional y estatal a médicos, técnicos, brigadistas y población en general sobre la prevención y control de la rabia.
Cabe señalar que la rabia es una enfermedad infectocontagiosa, de curso agudo y mortal que ataca al sistema nervioso central de los mamíferos, incluyendo al hombre, por lo que se encuentra catalogada como zoonosis; es causada por un virus de la familia Rhabdoviridae y se transmite por la saliva de los animales enfermos a otros susceptibles.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por