Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Protección para preservar los arrecifes y la pesca

Mérida, Yucatán.- Los decretos del presidente Enrique Peña Nieto que prohíben la exploración y explotación petrolera en aguas cercanas a la Península son muy positivos porque impedirán que Yucatán se convierta en una zona similar a Campeche, Tabasco o Tamaulipas, afirma el presidente de la Federación de Sociedades Cooperativas Pesqueras del Centro Poniente del Estado, José Luis Carrillo Galaz. “Allí, los índices de captura disminuyeron drásticamente”.
En diciembre el Presidente emitió dos decretos que impiden la exploración y explotación petrolera a menos de 180 kilómetros aproximadamente de las costas de Yucatán, incluyendo la zona de Los Alacranes y de la Península en general.
Ambos decretos buscan preservar los arrecifes coralinos, los humedales, el medio ambiente en general y el potencial turístico del área, lo que, según especialistas consultados, hará mucho más difícil la llegada de Pemex o de otras compañías petroleras al Estado.
Pero los decretos presidenciales no restringen la exploración y explotación de hidrocarburos a 200 kilómetros de la costa yucateca en aguas profundas.
La importancia de esos decretos, explica Carrillo Galaz, es que no sólo prohíben las tareas de explotación, sino las de exploración que, como ya vimos en Yucatán, pueden ocasionar daños a las especies marinas.
Por ejemplo, en años recientes, dice el líder de los cooperativistas, barcos especializados realizaron actividades de reconocimiento y exploración superficial, específicamente de estudios para obtener datos sísmicos 2D, que arrastraban siete kilómetros de cables y producían fuertes detonaciones. “Eso mató y ahuyentó a miles de peces en la zona, particularmente los que estaban en etapa reproductiva”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por