Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Repoblación bovina, un fiasco

No es secreto que el hato ganadero en el mundo viene a la baja,y el de Yucatán no se escapa del fenómeno, pero por otras razones que no necesariamente tienen que ver con las de otros países.
Los Estados Unidos, un referente forzado, viene bajando sus inventarios desde hace años fundamentalmente por la sequía; Argentina por malas políticas fiscales y por el cambio en el uso de suelo que lo ha movido de ser un país ganadero a uno que se dedica a suministrarle a China soya; Brasil posiblemente sea de los pocos países que mantiene y aumenta su inventario aunque este año está siendo golpeado por la seca que provoca el fenómeno del Niño, pero en el horizonte carioca no se ven nubarrones en este tema, basta recordar que la ganadería representa el 6% del PIB y eso no lo van a dejar perder.

El gobierno de Estados Unidos no «arrea» ganaderos
Los americanos, pragmáticos que son y amantes de medir todo, hacen estudios anuales entre sus productores para saber qué piensan y qué van a hacer. En este sentido, acaban de dar a conocer la encuesta 2014/2015 en donde se vislumbran cambios importantes que apuntan a un repoblamiento paulatino y que a diferencia de lo que sucede en México, es realizado por iniciativa propia, es decir, el gobierno no anda «arreando» a los ganaderos para que lo hagan.
El entusiasmo por los buenos precios es evidente, así lo demuestra el dato de que el 51.7% de los ganaderos consultados responden que planea aumentar su hato entre 1 a 10%, el 19.4% dice que crecerá 11% o más y el 17% dice que se va a quedar como está. El porcentaje restante se contraerá y otros que se retiran de negocio por la edad.
Hace un año, solo el 33.5% de los encuestados contestaron que crecerían en número de cabezas.
¿Cuál es la razón de este renovado y optimista comportamiento del ganadero americano? La respuesta es muy simple, el mercado se los está indicando.

No hay ni novillonas ni vacas
En México la historia es otra a pesar de que el mercado y el sentido común también nos están indicando que es momento de mantenerse en el negocio, hacerlo más eficiente y aprovechar los incentivos que el gobierno ofrece, pero desgraciadamente no pensamos, ni mucho menos actuamos, igual que los gringos.
En nuestra entidad la Unión Ganadera Regional del Oriente de Yucatán (UGROY), ha diseñado un buen programa de financiamiento con el FIRA (Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura) para repoblar el hato, el problema es que no hay cómo hacerlo por la simplísima razón de que no hay ni novillonas ni vacas y todo el mundo lo sabe, en la Unión se dan vueltas buscando oferentes.
El gobernador Rolando Zapata recientemente estuvo en Sucilá anunciando inversiones y entregando ganado que se supone está en el programa de repoblamiento, explicando los apoyos a los lecheros a los que se les otorga un subsidio por litro de leche y programas para asistir a ganaderos con embriones y semen; entiendo que lo hace de muy buena fe y convencido de que los programas son buenos, necesarios y que se realizarán honestamente, pero……
Si no hay oferentes y por lo tanto ganado para repoblar ¿cómo le están haciendo? La respuesta es sencilla: con la complacencia oficial y gremial, los ganaderos se están auto comprando lo cual no repueblan en lo más mínimo.
Los cuestionamientos en este caso no son en contra del gobierno, bancos o uniones, es en contra de los propios ganaderos y su falta de integridad.
Algunos sostienen que es válido hacerlo, que como quiera van a pagar los intereses aunque la verdad sea que, por lo que en realidad van, es por los 6 mil pesos de subsidio y ese no es el espíritu del programa, la idea es aumentar el hato, no darle vueltas a lo mismo que ya tenemos, eso demuestra tremenda deshonestidad intelectual, falta de principios y nula consideración a la actividad.
Ahora, si el planteamiento fuera, no vendas tu ganado, consérvalo y te apoyamos, esa es otra historia, pero no es así, estamos en falta.
Urge repoblar los hatos bovinos de Yucatán y si la intención es que se inicie a partir del gobierno, bienvenida la idea, pero tiene que diseñarse de manera que se logre el cometido, que hay muchas y efectivas formas de hacerlo, pero hay que saber cómo, lo que sí es claro es que el programa no debe permanecer como se plantea hoy, porque es como dicen en el pueblo « puro atole con el dedo».

Por Alberto Banuet

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por