Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Sabiduría maya

«Sabiduría maya», una bebida con raíces prehispánicas

Una combinación en la que reinan el maíz y el cacao y que beneficia la salud psicofísica por sus propiedades energizantes y desintoxicantes. Además, ayuda a controlar el peso. La receta.

Una bebida que tomaban los mayas de Tabasco, y que les daba fuerza y energía en sus largas horas de trabajo y sus extensos viajes a pie.

Fuente: agroalimentando

Para el cóctel de hoy encontramos inspiración en la gastronomía ancestral mexicana. Nos sumergimos en el mundo prehispánico para preparar una bebida que tomaban los mayas de Tabasco, bebida que les daba fuerza y energía en sus largas horas de trabajo y sus extensos viajes a pie, y de la cual en sus bitácoras de navegación hicieron mención piratas y colonizadores desde finales del 1400.
Leé también «Vida nueva», una delicia gourmet, nutritiva y de sabor ancestral
Cuando nos ponemos a analizar la cocina nativa de Latinoamérica, hay alimentos que se repiten a lo largo de todo el continente; uno de ellos es el maíz. Y nuestro cóctel de hoy esta basado en una bebida o comida de México elaborada a partir de este grano.

La leche de maíz que prepararemos hoy, debido a sus fibras, vitaminas y nutrientes será ideal para la salud cardiovascular, para combatir el colesterol malo y para bajar de peso. Debido a que no tiene grasa y a su textura densa y viscosa, se trata de una bebida vegetal ideal para reemplazar a la leche de origen animal en una gran variedad de recetas.
Leé también «Historia frutal», un cóctel suave, delicado y altamente nutritivo
El pozol es una bebida de origen mexicano, la bebían y la beben aún hoy en día en diferentes regiones del país y se elabora a partir de la masa fermentada del maíz, por lo que se conoce a esta bebida como pozol agrio, y por lo que fue la menos popular entre los conquistadores, pese a que desde el principio observaron sus propiedades nutritivas y energizantes. Otra variedad es el pozol con cacao, y en esta última fue donde encontramos la magia para hoy.

images (2)

Preparación
Para comenzar prepararemos una leche de maíz, con 1 taza de maíz por cada 3 tazas de agua. No nos hará falta endulzarla, ya que lo haremos más tarde con otro de los ingredientes.
Llevaremos el maíz a cocción por unas 2 horas aproximadamente, reponiendo de tanto en tanto el agua que se pierda con la evaporación para no perder el nivel.
Al finalizar, procesaremos con una licuadora o minipimer toda la mezcla y dejaremos decantar, para luego filtrar y llevar a la heladera.

¿Que maíz utilizar? Por mi parte opte por el maíz blanco partido, pero bien puedes usar otra variedad e incluso choclos frescos.
Leé también Algarrobita, una delicia de la coctelería de las tribus
El segundo producto que utilizaremos hoy se ganó un lugar en el corazón del mundo entero. En algún momento de la historia fue moneda de pago, y puede llegar a ser tan delicioso como costoso. Nuestro ingrediente es el cacao, pero no utilizaremos el simple cacao dulce o amargo que solemos mezclar con la leche; caminaremos un poquito y buscaremos la cascarilla de cacao; actualmente muchas dietéticas y almacenes naturistas las venden. El sólo oler las cascarillas de cacao da ganas de comer un trozo de chocolate y sentir como se derrite en la boca… ¡pero no nos desviemos!
Prepararemos una tisana con las cascarillas 3 o 4 cucharas de postre por cada litro de agua están bien. Dejaremos nuestra tisanahervir por unos 5 minutos. Luego dejaremos enfriar y pasaremos por un tamiz.
Esta tisana de cascarilla de cacao será fuente de antioxidantes, y también de pectinas y fibras que ayudarán a la eliminación de toxinas del organismo.
La cascarilla de cacao es sin dudas un importante alimento que quedó olvidado por la industria del chocolate que sólo puso su ojo en la comercialización del grano o mazorca del cacao, dejando durante siglos a este interesante producto como desecho.

Por ultimo prepararemos un almíbar a base agua, miel y jalapeños(si gustas también puedes utilizar jengibre).
Colocaremos al fuego partes iguales de miel y agua, y llevaremos a hervor hasta quedarnos con 3/4 partes de la preparación. Este proceso ayudará a que al colocar la miel en contacto con el hielo o el frío, ésta no se ponga densa y no se mezcle con el resto de los ingredientes. Al sacarla del fuego le colocaremos un jalapeño abierto como mariposa, con semillas y todo, y dejaremos que toda la mezcla se enfríe; una vez fría retiraremos el picante.

Tal vez no a todos les gusten los platos picantes, pero conociendo algunas cosas sobre estos ingredientes no deberías dejar de animarte. La sensación de picante, y digo sensación ya que el picante no es un sabor sino una reacción relacionada con el sentido del tacto, y es debida a la capsaicina.
Esta capsaicina es la responsable de que el corazón y el metabolismo se aceleren debido a la suba de temperatura en el cuerpo ayudando a quemar las grasas; además mejora la circulación, es fuente de antioxidantes, combate los resfríos y entre otras varias propiedades mejora el estado de ánimo, ya que genera endorfinas y serotoninas, las cuales nos brindan una sensación de bienestar general.
Leé también «Tropical Pumpkin», una mezcla de sabores para sorprender

descarga

Manos a la obra…
Al cóctel de hoy lo bautizaremos «Sabiduría maya», y puede ser bebido en la mañana, al mediodía, o en la tarde, sobre todo si nos espera una noche agotadora.

En una coctelera con hielo colocaremos 6/10 de la leche de maíz, 3/10 de la infusión de cascarilla de cacao, y por ultimo 1/10 de nuestro jarabe picante de miel y jalapeños. Batimos enérgicamente y servimos en un vaso de trago corto; por mi parte opté por una cazuela de barro, un poco mas temática.

Espero que disfruten de este cóctel nutritivo y energizante que además ayudará a controlar el peso, con toda la sabiduria de la naturaleza. ¡Salute!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por