Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Sanidad e inocuidad alimentaria, elementos de competitividad y bienestar

El titular del Poder Ejecutivo participó como testigo de la entrega del certificado Safe Quality Food (SQF) a las plantas procesadora y empacadora de la empresa Bachoco, documento que da reconocimiento mundial en materia de inocuidad y calidad a los productos alimenticios de esta firma, que invierte en la región alrededor 40 millones de dólares.
Acompañado del director General de Bachoco, Rodolfo Ramos Arvizu, el mandatario manifestó que la entidad, a nivel nacional, se encuentra entre los diez primeros lugares en producción de ave y registra buenos indicadores en toneladas de huevo.
“Nos sumamos al reconocimiento y felicitación por este certificado que acredita la calidad e inocuidad de los alimentos que producen, ya que Bachoco ha puesto un claro ejemplo de la importancia y beneficios de la agroindustria, diversificación de productos y política activa de prevención sanitaria”, apuntó el titular del Ejecutivo ante el secretario de Desarrollo Rural, Felipe Cervera Hernández.
Al hacer uso de la palabra, Ramos Arvizu agradeció al Gobierno del Estado los apoyos recibidos para hacer viables las inversiones y destacó el esfuerzo que se realiza en la Península para mantenerla como una zona privilegiada desde el punto de vista sanitario, lo cual permite que la producción sea más eficiente.
De la misma manera, explicó que con la certificación SQF la empresa cubre las necesidades de compradores y proveedores de alimentos en todo el mundo, ya que esto permite garantizar que se ha producido, procesado, preparado y manejado los comestibles de acuerdo con los estándares más altos posibles en todos los niveles de la cadena de abasto.
El directivo también mencionó que desde la Península de Yucatán se exporta a Estados Unidos y Centroamérica, y que la citada inversión en la entidad es para el crecimiento de granjas reproductoras, así como unidades de incubación, de producción de huevo para plato y pollo de engorda.
Por su parte, Cervera Hernández comentó que las acciones que coordina el Consejo Peninsular de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria, los seguros de protección avícola y las campañas de sanidad zoosanitarias representan en los dos últimos años inversiones superiores a los 200 millones de pesos entre los Gobiernos federal y estatal.
El funcionario estatal también comentó que el Cordón de Sanidad Peninsular es un ejemplo a nivel nacional, que garantiza que las producciones de Yucatán, Campeche y Quintana Roo se mantengan libres de enfermedades peligrosas.
La certificación fue entregada por parte de Silliker Global Certification Services y para obtenerla, Bachoco estableció dentro de sus líneas estratégicas, en términos de inocuidad, un método propio que internamente se conoce como Sistema de Calidad y Seguridad Alimentaria, el cual fue evaluado por un organismo independiente y acreditado.
Actualmente, Bachoco tiene más de 22 mil colaboradores en todo México y el año pasado registró ventas superiores a los tres billones de dólares. Sus instalaciones en la Unidad de Negocio Península cuentan con 194 centros de trabajo, tres incubadoras, plantas procesadoras, empacadoras y de alimentos, así como 500 vehículo de transporte. Al evento asistieron el secretario de Fomento Económico, David Alpizar Carrillo, el gerente de Bachoco Unidad de Negocio Península, Francisco Barberena Quesada, el gerente Corporativo de Calidad, Everardo Fernández González, y el director Comercial de Silliker México, Francisco Gallardo Soto. Asimismo, la gerente de la planta procesadora de Bachoco, Gina Garza, el delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Manuel Escoffié Pompeyo, y el presidente de la Asociación de Avicultores de Yucatán, Jorge Puerto Cabrera.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Lo más nuevo

Síguenos en Facebook

Patrocinadores

Contador de visitas:

Hoy: 1
Total: 205059

Diseño web por