Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Sin trabajo, productores de soya

Sin trabajo, productores de soya en Campeche

Recurren al cultivo, porque el costo para producir el grano convencional se eleva casi 400%.
Luego de que el año pasado la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobó un amparo en contra de la siembra de soya transgénica en la península de Yucatán y Campeche, este año más de 800 productores de Campeche, que producen cerca de 30% de la soya en la entidad, se encuentran en la incertidumbre porque no han podido iniciar su cosecha.
Al respecto, Guillermo Hernández, uno de los productores de soya, explicó que quienes se encuentran en esta situación, optaron por cultivar la soya transgénica porque para entregar el cultivo limpio ocupan 250 pesos por hectárea, mientras que con la soya convencional necesitan 1,200 pesos por hectárea para dejarla limpia; es decir, los costos se elevan 380 por ciento.
Refirió que no quieren sembrar la soya convencional por lo caro que son los productos para el control de la maleza. “Nuestra propuesta es muy clara, si no nos dejan sembrar la soya transgénica, está bien, nos dan la opción de sembrar la convencional, pero necesitamos que nos apoyen para comprar los insumos que se requieren para la limpieza de la soya convencional”.
Dijo que esta problemática no sólo se circunscribe a Campeche sino también al estado de Yucatán, pues el fallo fue aprobado en toda la península.
Entre Campeche y Yucatán producen alrededor de 12% del total de soya en el país. Tamaulipas es líder productor, con 53% del total nacional.
“La situación es desesperante, la fecha de siembra empezó el 15 de junio y hasta ahora no nos han liberado los permisos. Son más las de 6,000 familias en la entidad las que dependen de este cultivo”, lamentó.
Además, Guillermo Hernández aseguró que muchos de los productores que se cambiaron al cultivo de soya transgénica lo hicieron por una cuestión de rentabilidad, ya que no sólo es más barato que producir la soya convencional, sino que además algunos productores dejaron de cultivar maíz por la soya transgénica.
Problemática de más 
de cuatro años

En el 2012, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) autorizó la siembra de soya transgénica, lo que permitió que productores de Yucatán y Campeche optaran por este cultivo.
En Campeche pudieron obtener una producción de 13,000 hectáreas de soya transgénica, de las 40,000 de soya en general que se siembran en la entidad, lo que representa 32.5% del total.
Sin embargo, el año pasado apicultores de ambas entidades impusieron un fallo ante la SCJN, ya que aseguraron que desde hace tres años, cuando comenzó el cultivo de soya transgénica en la región, se vio disminuida la producción de miel de abeja orgánica entre 30 y 40%, por la deforestación y uso de químicos para la siembra del producto.
Debido a ello, luego de hacer una consulta, la Corte prohibió definitivamente la siembra de soya transgénica.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por