Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Subsisten de la miel y la agricultura

Con poco más de un centenar de habitantes, la subcomisaría meridana de Hunxectamán es un sitio en donde impera la paz y la tranquilidad, sin embargo, también carece de muchas cosas materiales e infraestructura, no obstante, de lo que nunca han carecido sus habitantes es la voluntad de salir adelante.
Algunos de ellos se dedican a diario a trabajar en sus parcelas o apiarios, su único objetivo es llevar alimento a sus casas tras una ardua jornada laboral en el campo.
Francisco Fernández Euán y su familia son un claro ejemplo que con motivación, esfuerzo y dedicación se puede salir adelante cosechando lo que da la tierra y la naturaleza.
Don Francisco se dedica a la apicultura y a la agricultura desde hace más de 20 años, y gracias a su labor ha sacado adelante a su familia.
La apicultura, que significa “la ciencia y arte de la cría de abejas”, es una labor demandante, no obstante de muchas satisfacciones para la persona que se dedica a ella.
En Hunxectamán la actividad se realiza durante la temporada de lluvias cuando hay floración y en temporada de sequía se alimenta a las abejas con azúcar. El producto de la cosecha mielera la venden en donde mejor les paguen. La temporada de cosecha es anual.
Cuando bien le va a don Francisco, logra cosechar en una temporada, seis tambores de miel con capacidad de 300 kilos cada uno.
Los apoyos del gobierno para la actividad mielera consiste en la entrega de Apistan, un producto que se emplea para controlar el ácaro varroa que afecta a las poblaciones de abejas de una colmena.
Hombre del campo, don Francisco también compagina la apicultura con la agricultura y siembra tomate, chile dulce y chile xcatic, sin embargo, el año pasado no le fue tan bien ya que perdió dos hectáreas de tomate. Pero no se desanima ya que a base de trabajo sabe que se puede recuperar.

Hunxectamán significa en maya yucateco “grupo de borregos”, por provenir de los vocablos Hun que significa uno, Xec que significa grupo y Tamán que significa borrego. Se ubica a 25 kilómetros del Centro al Sur de Mérida. Colinda con las comisarías de San Pedro Chimay, Tahdzibichén e X’matkuil. Según el último censo cuenta con 156 habitantes, 82 hombres y 74 mujeres.

Por César Pérez Cachón

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por