Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Sustancias tóxicas presentes en los alimentos

Carne, verduras, pescados y alimentos procesados pueden contener sustancias dañinas a la salud si se consumen en exceso, te decimos cuáles.

Algunos alimentos naturales y procesados contienen sustancias tóxicas, que con un consumo excesivo o ciertas formas de preparación pueden causar efectos dañinos a la salud. 

En las verduras, frutas, especies y hasta en las carnes rojas es posible encontrar toxinas que probablemente desconocías; no obstante, no debes alarmarte, ya que al llevar una dieta balanceada con las porciones adecuadas; así como evitar el consumo excesivo de alimentos procesados mantendrás los efectos negativos en la salud alejados, de acuerdo con Heathline.

1. Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos (HAPs)

Las carnes rojas son una gran fuente de proteínas, hierro, vitamina B12 y zinc, que ayudan a metabolizar proteínas, a formar glóbulos rojos y a darle mantenimiento al sistema nervioso central; además de proteger contra el daño oxidativo, cicatrización de la piel y crear hemoglobina, según la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

carnes-rojas.jpg (Foto: Pixabay)

No obstante, es posible encontrar en las carnes rojas Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos (HAPs), un conjunto de sustancias tóxicas, que provocan efectos adversos en la salud humana, de acuerdo con Elika, Fundación Vasca para la Seguridad Alimentaria.

Healthline indica que cuando la carne se asa a la parrilla o se ahuma a altas temperaturas, la grasa gotea sobre las superficies de cocción calientes, lo que produce HAPs que pueden filtrarse en la carne. La quema incompleta de carbón también puede causar la formación de estas sustancias tóxicas.

El efecto negativo en la salud que puede causar su ingesta en exceso es el cáncer. Estudios señalan que, si estás predispuesto genéticamente, aumentan las posibilidades de padecer cáncer de mama, riñón y próstata; así como en el tracto digestivo y colón, de acuerdo con artículos publicados en la Revista de Ciencias Ambientales y Salud, y The American Journal of Clinical Nutrition.

2. Cumarina

La canela es un ingrediente excelente en la cocina, su sabor y olor son exquisitos para acompañar un café o un pastel; además The Annals of Family Medicine indica que puede proporcionar varios beneficios para la salud como reducir los niveles azúcar en sangre y de colesterol en personas con diabetes tipo 2.

canela_0.jpg (Foto: Pixabay)

A pesar de sus efectos benéficos, en ella su puede encontrar una sustancia llamada Cumarina que si se consume en exceso puede resultar tóxica, según Healthline. Tanto la canela de Ceylán, también conocida como la “canela verdadera”, como en la canela de casia se encuentra la Cumarina, aunque en la última hay una cantidad mayor.

Healthline indica que si se consume en cantidades altas se puede relacionar con un mayor riesgo de contraer cáncer y daño hepático que se agrava si las personas que la consumen son propensas a sufrir enfermedades en el hígado; no obstante, de acuerdo con la Nutrition Journal, una persona sana puede consumir hasta dos gramos de canela casia por día sin tener ningún efecto dañino a la salud.

3. Glucósidos cianogénicos

Estas sustancias tóxicas se encuentran de manera natural en plantas y frutas, ya que es un mecanismo de defensa contra depredadores, según indica la Organización Mundial de la Salud.

manzana-.jpg (Foto: Pixabay)

No siempre está en las partes comestibles del fruto, por ejemplo, es posible encontrar esta sustancia tóxica en las semillas y huesos de manzanas, cerezas, melocotones, papaya y duraznos. Además, también está presente en las almendras amargas, de acuerdo con Elika, Fundación Vasca para la Seguridad Alimentaria.

Esta sustancia es la precursora del hidrógeno de cianuro que puede llegar a ser letal si el cuerpo humano lo procesa; no obstante, esto solo ocurre cuando se consume en grandes cantidades y la concentración de cianuro excede el límite de lo que el cuerpo humano puede tolerar. Esta sustancia tóxica también está presente en pequeñas cantidades en algunos refrescos saborizados.

La OMS indica que, en humanos, los signos clínicos de intoxicación aguda por cianuro pueden incluir: respiración rápida, descenso de la presión arterial, mareos, dolor de cabeza, dolores de estómago, vómitos, diarrea, confusión mental, cianosis con espasmos y convulsiones seguidas de coma terminal.

4. Mercurio

De acuerdo con Healthline, uno de los alimentos más comunes en donde se encuentra el mercurio es el pescado; su consumo es uno de los factores que más contribuye a la acumulación de esta sustancia tóxica en los seres humanos.

pez.jpg (Foto: Unsplash)

De acuerdo con un artículo publicado por la Journal of Preventive Medicine and Public Health, el pescado contiene mercurio debido a su alimentación, ya que las plantas que crecen en aguas contaminadas con mercurio son consumidas por peces pequeños, que luego son comidos por peces más grandes.

La Organización Mundial de la Salud indica que el mercurio puede ser tóxico para los sistemas nervioso e inmunitario, el aparato digestivo, la piel, los pulmones, los riñones y los ojos.

Además, la revista Environmental Health indica que las mujeres embarazadas se encuentran en un riesgo alto si están expuestas a altas dosis de mercurio, debido a que puede afectar el desarrollo del cerebro y sistema nervioso del feto.

Para evitar los efectos negativos, Healthline recomienda elegir mariscos con alto contenido de omega-3 como el salmón, arenque, sardinas y las anchoas, ya que son estos los que contienen menor cantidad de mercurio.

5. Azúcar agregada

Es probable que estés consumiendo más azúcar de la que crees, ya que hay numerosos productos procesados que incluyen azúcares y jarabes a los alimentos durante su fabricación, como jugos, yogures, postres e incluso en el catsup, según Mayo Clinc.

dulces_0.jpg (Foto: Pixabay)

Textura, sabor, color y conservación son de los principales motivos por los cuales se utiliza el azúcar en los alimentos procesados; generalmente se encuentran bajo el nombre de fructuosa o jarabe de malta en los etiquetados.

Healthline indica que un consumo alto de fructosa se relaciona con obesidad, diabetes tipo 2, síndrome metabólico e hígado graso; además, la American Association for Cáncer Research indica que el exceso de azúcar agregada se relaciona con cáncer de mama y colon.

Las sustancias tóxicas que se encuentran en los alimentos pueden se negativas a la salud si se consumen ciertos alimentos en exceso. El plato del buen comer es una de las mejores guías para evitar efectos negativos en la salud.

Las frutas, verduras, cereales, leguminosas y alimentos de origen natural se deben combinar para cubrir las necesidades nutricionales de cada persona, según el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

.-Con información de El Universal

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por