¿Por quién repican las campanas?

-¡Que le den la tierra del cementerio! -¿Y cuando se muera tu madre, dónde la van enterrar? Esta es la historia real de la resistencia de sólo un hombre, defendiendo un pedazo de tierra, frente a la mayoría de una asamblea ejidal.