Florentina y Paloma, las señoras del mercado

En el mercado grande de Valladolid, pensando en encontrarnos abundantes cantidades de comida, pues es que en el “gran mercado” está la mera mata de los productos del campo, caminamos sin poder seleccionar al que entrevistaríamos, al que nos contara qué pasa en los cultivos, cómo va la cosa dirían algunos, y sí había ger