Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Tecnología en el campo

Las actividades primarias han acompañado al hombre desde el inicio de su existencia, pesca, caza, recolección, etc., con el paso de la evolución el hombre comenzó a cultivar la tierra, esto permitió que puedan establecerse, ir mejorando como sociedad, crecer, pero ese crecimiento también ocasionó que fuera necesario producir más alimento, y poco a poco fueron creando tecnología, para hacer más rápida y eficiente la forma de realizarla.

Tec1La yunta, el rastrillo y la hoz, coa, etc., fueron, durante mucho tiempo instrumentos para el trabajo campesino, con el tiempo las herramientas han ido evolucionando, hasta alcanzar mejores niveles tecnológicos y científicos que ayudan a mejorar la producción y hacen menos duro el trabajo, amén de los beneficios que genera en materia económica.

Tec2Una de las aplicaciones de la ciencia y la tecnología en la agricultura, es la que se ha llamado “revolución verde”(1960-1990), cuyo iniciador en México fue Norman Borlaug que utilizó la ciencia moderna para encontrar formas de producir más alimentos, lo que revolucionó a la actividad agrícola, el campo tradicional ha quedado desplazado por la globalización, se necesitan más y mejores herramientas para más producción, sin embargo, también se necesita que sean benevolentes con el medio ambiente.

A la par de la evolución en el campo se han realizado importantes descubrimientos ambientales y en el ramo de la salud: qué es lo que necesita el cuerpo humano, qué le hace daño, las condiciones óptimas de la tierra, el agua, en fin, un sin número de interrogantes y reglas que solamente pueden responderse y respetarse con ayuda de la ciencia y tecnología. Por ejemplo, iniciar un análisis de la tierra que se va trabajar facilita el saber qué necesita y el dónde se necesita, se define el cuándo y cuánto producto se aplicará desde la siembra hasta la cosecha.

Dicha tecnología ¿es perjudicial para el ser humano? Hoy día mucha gente se preocupa, sostienen que la producción en masa puede ser dañina en la producción de alimentos. Las actividades agropecuarias que son intensivas en el uso de la tierra utilizan abonos, herbicidas o pesticidas, que finalmente van a parar al subsuelo produciendo la eutrofización* de las aguas.

A los alimentos o productos manipulados se les conoce con el nombre de alimentos transgénicos. Las diversas organizaciones ambientalistas y ecologistas promueven una agricultura biológica y orgánica. Pero así como no todo lo que brilla es oro, no toda la producción por volumen es mala, quizás ha sido satanizada demasiado, la objetividad nos indica que la tecnología está mejorando los procesos.
México tiene una diversidad de 818 productos agroalimentarios, de los cuales 91.4% pertenece al sector agrícola, 7.1% pesquero y 1.3% pecuario, esto es una cifra importante, sin los productos que nos alimentan no podríamos subsistir.

Los embates a los que se enfrenta las actividades primarias y en particular el campo son las carencias, la falta de asistencia técnica a los pequeños agricultores, la sustentabilidad de la tierra y la falta de inversión en tecnología que haga más eficiente la producción, todo esto impide alcanzar una productividad que derive en la autosuficiencia alimentaria. A decir de los expertos, estos elementos restan en lugar de sumar.

Por iniciativa del presidente Adolfo López Mateos, se funda el Centro Internacional para el Mejoramiento del Maíz y el Trigo (Cimmyt) para promover la investigación científica en el área agrícola y desde ese momento uno de los objetivos ha sido proveer medidas para eficientar la producción en el campo.
Bram Govaerts, director asociado del Programa Global de Agricultura de Cimmyt indica que el país tiene el potencial de usar en mayor medida tecnología en el campo para disminuir costos y tener un uso más eficiente de insumos.
El también líder del programa Modernización Sustentable de la Agricultura (MasAgro) en el mismo centro de investigación, subraya que es necesaria una mecanización inteligente por ello es que en los últimos años se han desarrollado más de 20 prototipos para ayudar a los agricultores.

Organismos como el Banco Mundial y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sugieren que la autosuficiencia alimentaria debe cubrir 75% en países como el nuestro. La tecnología y la producción en volumen no debeN estar peleadas con el medio ambiente, mucho menos ser perjudicial para el ser humano, la tecnología es hecha por seres humanos, por lo que también puede tener errores y ser perfectible, lo importante es confiar en ella, difundirla y aprovecharla.

(*) Abundancia anormalmente alta de nutrientes que estimula el crecimiento desenfrenado de algas en el agua.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por