Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Todo lo que sabemos hasta ahora sobre el Tren Maya

Breve repaso a las características del proyecto estrella del gobierno federal.- Los pasajeros recibirán un servicio de primer mundo, según lo planteado por Fonatur.- Mérida, centro de control    

En agosto de 2018, un mes después de su triunfo en las urnas y tres antes de su toma de posesión, Andrés Manuel López Obrador presentó la obra estrella de su gobierno, su mayor prioridad, su emblema y obsesión: el Tren Maya.

Mucho se ha hablado desde entonces de este “tren moderno, turístico y cultural”, que en sus 1,500 kilómetros de recorrido enlazará los grandes centros turísticos, las principales ciudades  y las comunidades rurales de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

El proyecto reluce en el papel, pero genera opiniones divididas. El gobierno federal asegura que constituye una oportunidad única para potenciar el desarrollo social, cultural y económico del Sureste. Sin embargo, ofende a los ecologistas y siembra dudas sobre su viabilidad entre expertos en economía y desarrollo regional.

Sin tocar polémicas ni cuestionamientos, presentamos la información técnica y general proporcionada por Fonatur, responsable de la obra, para recordar cuáles son las características del “más importante proyecto de infraestructura, desarrollo económico y turismo del presente sexenio”, como lo presenta el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

I. EL PROYECTO

Costo y financiamiento

Pese a que el gobierno maneja que el costo del proyecto ferroviario rondará entre 120,000 millones y 160,000 millones de pesos, la Unidad de Transparencia de Fonatur informó el 16 de mayo de 2019, a solicitud de un ciudadano, que el Tren Maya “requerirá una inversión de entre 720,000 millones y 750,000 millones de pesos”.

Inicialmente se tenían considerados esquemas de asociación público-privada para financiar la obra, pero López Obrador decidió usar solo recursos públicos.

Trazado de la ruta

Para su construcción y futura operación, el proyecto se dividió en siete trayectos, integrados en tres grupos: Selva, Golfo y Caribe.

El Tramo I (Selva), corre de Palenque a Escárcega (228 km); el Tramo II (Golfo), de Escárcega a Calkiní (235 km); el Tramo III (Golfo), de Calkiní a Izamal (172 km); el Tramo IV (Golfo), de Izamal a Cancún (257 km); el Tramo V (Caribe), de Cancún a Tulum (121 km); el Tramo VI (Caribe), de Tulum a Bacalar (254 km), y el Tramo VII (Selva), de Bacalar a Escárcega (287 km).

De esta forma, el Tren Maya impactará 44 municipios, 64 localidades y más de 80 atractivos turísticos del Sureste.

Estaciones y paraderos

Al día de hoy, se han definido 19 estaciones y 11 paraderos a lo largo del trazo del tren. La definición se realizó con base en un estudio de demanda, que tomó en cuenta datos sobre posibles pasajeros y traslado de carga, aunque por consideraciones operacionales, se indicó, el emplazamiento de las estaciones puede llegar a cambiar.

Alrededor de las terminales se desarrollarán Comunidades Sustentables para gestionar el crecimiento urbano y comercial. Los paraderos también servirán para agilizar la movilidad regional de los habitantes de las zonas rurales.

Las estaciones contempladas en cada tramo son:

Tramo I: Palenque (Chiapas), Boca del Cerro (Tabasco) y El Triunfo (Tabasco). Habrá un paradero en Candelaria, Campeche.

Tramo II: se construirán estaciones en Escárcega y San Francisco de Campeche. Los paraderos estarán en Edzná, Tenabo, Hecelchakán y Calkiní.

Tramo III: en Mérida e Izamal estarán las estaciones, con paraderos en Maxcanú y Tixkokob.

Tramo IV: las terminales se ubicarán en Chichen Itzá, Valladolid y Nuevo Xcan. No habrá paraderos.

Tramo V: tendrá cinco estaciones -Cancún Centro, Cancún Aeropuerto, Puerto Morelos, Playa del Carmen y Tulum- y tres paraderos: Xcaret, Puerto Aventuras y Akumal.

Tramo VI: habrá terminales en Felipe Carrillo Puerto, Bacalar y Chetumal, y un paradero en  Limones, municipio de Othón P. Blanco.

Tramo VII: constará de una estación, en Xpujil (Campeche), a la entrada de la reserva de Calakmul.

Según Fonatur, conforme el tren vaya madurando y aumenten las condiciones de demanda, se podrán ir añadiendo otras estaciones.

Premisas del diseño

De acuerdo con el proyecto, las estaciones serán diseñadas teniendo en cuenta su integración en el entorno de las poblaciones y el intercambio con los modos de transporte urbanos e interurbanos existentes.

Con objeto de proteger a la población, la fauna y al propio tren, el diseño toma como premisa evitar cruces a nivel, asegurando la permeabilidad a ambos lados de la línea que garantice la movilidad necesaria actual y futura de los territorios involucrados.

La vía será confinada en algunos puntos y se vigilará siempre que se permita la permeabilidad con pasos peatonales y pasos vehiculares que se deriven del proyecto.

Comunidades Sustentables

En las Comunidades Sustentables se buscará integrar los servicios y equipamientos carentes o demandados por las comunidades para reducir paulatinamente el rezago local y regional existente. Contarán con infraestructura de salud y educación, vivienda, áreas comerciales y de servicios, espacios públicos y áreas verdes.

Las estaciones antiguas

De Palenque a Valladolid existen aún 38 estaciones de ferrocarril, algunas de las cuales serán rehabilitadas o remozadas para constituir Centros Integradores de Desarrollo, los cuales comprenderán diversos espacios y servicios, como Banco de Bienestar, clínica del Instituto de Salud para el Bienestar, locales comerciales para venta de productos locales, aulas de capacitación, casas de cultura, etc.

II. LA CONSTRUCCIÓN

Vías férreas

Se construirán 1,460 km de vías férreas, que interconectarán los cinco estados que participan en el proyecto. Se usarán rieles de acero (calibre 115 lb/yd), durmientes de concreto y balasto de basalto (piedra natural de origen volcánico).

Derechos de vía

El trazado de la ruta usa el derecho de vía existente del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT) entre Palenque y Valladolid. De la ciudad yucateca en adelante, se aprovecharán los derechos de vía de diversas infraestructuras –como carreteras, autopistas y líneas de transmisión de la CFE-, a fin de reducir el impacto ambiental y reducir costos.

El trazado incluye dos ramales, en Chichén Itzá y Chetumal, que darán acceso a sitios de interés desde el corredor general.

La estación de Mérida

Pese a que el proyecto señala que el ingreso del tren a la estación de Mérida será mediante un ramal subterráneo, “para eliminar el efecto barrera que generan las vías del ferrocarril en la ciudad”, consigna que el director de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, ha confirmado decenas de veces, el domingo 10 pasado el funcionario cambió la versión.

Jiménez Pons dijo que se descartó el trayecto bajo tierra porque sería muy costoso y que se considera ahora que el ferrocarril corra por un viaducto elevado, de nueve metros de altura, que iría del Periférico Oriente, por la zona del fraccionamiento Los Héroes, a La Plancha.

Etapas de ejecución

Actualmente, cuatro tramos del Tren Maya están en la segunda etapa de las cuatro en que fue dividida la ejecución del proyecto.

La primera, de planeación, consistió en los estudios previos, elaboración de proyecto de construcción, publicación de las bases y apertura de convocatoria, licitaciones y firma de contrato.

La segunda, de construcción, consta de la preparación del terreno (limpieza, deshierbe y aplanado), terracería, montaje de la vía (durmientes, rieles y fijaciones de los rieles), colocación de grava especial como soporte de la vía, soldadura de rieles, comprobaciones geométricas (alineación y nivelación), acabados y pruebas.

En la tercera fase se realizarán pruebas de circulación sin pasajeros para comprobar el buen funcionamiento de los sistemas de señalización (semáforos), comunicación (telefonía, radios, centros de control) y elementos de seguridad tecnológicos.

Por último, en la cuarta y última etapa se pondrá en marcha la operación del servicio, con circulación de trenes con pasajeros en los horarios y rutas definidos.

Diseño de las vías férreas del Tren Maya

Plazos

La construcción se inició formalmente el 16 de diciembre de 2018, mediante la colocación simbólica del primer durmiente, en Palenque. El compromiso presidencial es poner en servicio el primer tramo a más tardar en 2023.

Avance del Proyecto Ejecutivo

Al cierre de2020, los tramos III (Calkiní-Izamal) y I (Palenque-Escárcega) registraban los mayores avances, del 69 y 67%, respectivamente. Los trabajos del Tramo II llevaban 62% y los del Tramo IV, un 38%. Los tres restantes, V, VI y VII, aún están en proceso de definición.

El más reciente reporte de Fonatur informó que en el Tramo I se avanza con obras de drenaje transversal y de terracería; en el II, se continúa el desmontaje de vía, desmonte y las actividades de corte y terraplén, y en el III se finalizó con el desmontaje de la vía antigua.

En el Tramo IV, que corre de Mérida a Cancún, para evitar la falta de movilidad en la “supercarretera”, se trabaja en un sistema de desviaciones para los automóviles y continúan las actividades de despalme, corte y terraplén y obras de drenaje transversal.

Licitaciones

Los tres primeros tramos fueron licitados de forma abierta y el IV fue asignado de manera directa a ICA, debido a que esta empresa tiene los derechos de vía de la carretera Kantunil-Cancún, por donde pasará el sistema ferroviario.

El tramo V fue dividido en dos segmentos: norte (de la zona del aeropuerto de Cancún a Playa de Carmen, con una extensión de 46.1 km) y sur (de Playa del Carmen a Tulum, que implica 59.1 km), pendientes a licitar.

Los tramos VI y VII serán construidos por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Licitacionesde riel

Asimex del Caribe, S.A. de C.V., en convenio con la empresa Steel Dynamics, Inc., fue declarado ganador de la licitación pública para suministrar el riel de la obra ferroviaria del Tramo I.

El consorcio deberá suministrar 29,573.79 toneladas métricas de riel calibre 115 lbs/yda (dureza intermedia). El riel debe cumplir con los estándares de seguridad de la American Railway Engineering and Maintenance-of-Way Association para rieles norteamericanos.

Actualmente se llevan a cabo las licitaciones de riel para los tramos 2 a 5 del proyecto del Tren Maya. Su proveeduría se ha separado por tramo para asegurar las cantidades y calidades requeridas a través de mayor competencia, evitando concentrar los volúmenes en un solo fabricante.https://platform.twitter.com/embed/index.html?creatorScreenName=DiariodeYucatan&dnt=false&embedId=twitter-widget-0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1348827038367371266&lang=es&origin=https%3A%2F%2Fwww.yucatan.com.mx%2Fmerida%2Fcentral-9%2Ftodo-lo-que-sabemos-hasta-ahora-sobre-el-tren-maya&siteScreenName=DiariodeYucatan&theme=light&widgetsVersion=ed20a2b%3A1601588405575&width=550px

III. LA OPERACIÓN

Los trenes

Según lo previsto en el plan, 75 trenes de tracción diésel-eléctrica prestarán los servicios de carga y pasajeros. Quienes viajaron en tren hace años, probablemente recuerden que por lo general los convoyes eran muy largos y lentos. En el nuevo no será así: los trenes de pasajeros circularán a una velocidad promedio de 130 km/h, con una velocidad máxima de 160 km/h, y los de carga a 80 km/h y 120 km/h.

Los vagones

Los trenes de pasajeros tendrán de 5 a 7 vagones, equipados con las mismas comodidades, medios de información y servicios que ofrecen las mejores líneas del mundo, como pantallas de video, internet, cafetería (en los trayectos de más de 150 km), servicios sanitarios, aire acondicionado, ventanas panorámicas y asientos cómodos. Además, serán accesibles para personas con discapacidad.

Cada tren, según su conformación, llevará de 300 a 500 pasajeros.

Serán vehículos modernos, diseñados para evitar problemas por ruido excesivo y vibraciones. En los casos necesarios y conforme a normas internacionales, se colocarán barreras antirruido y sistemas de mitigación de vibraciones bajo la vía.

Modelo de operación

De acuerdo con lo planteado en el proyecto, habrá todos los días seis  servicios diferenciados de pasajeros.

El servicio de trenes comenzará cada día a las 6 de la mañana y terminará por la tarde entre las 6 y las 9 de la noche, excepto el servicio Cancún-Tulum, cuyo horario se prolongará hasta las 11 de la noche.

Para prestar este servicio son necesarios 75 trenes de pasajeros, que tendrán una capacidad de entre 300 y 500 viajeros, todos sentados, y una longitud de 100 a 150 metros.

Locomotoras duales

El proyecto contempla el uso de locomotoras diésel-eléctricas, “como lo marca el estándar internacional para trenes modernos y como ocurre en líneas férreas de Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia”.

Entre las ventajas de este tipo de locomotoras están: eficiencia energética, protección al medio ambiente y reducción de costos. Además, su fácil operación y mantenimiento mejoran la eficiencia del servicio y la confianza en el mismo.

Una locomotora y un sistema diésel-eléctrico podrá convertirse a un modelo de hidrógeno, cuando la tecnología se desarrolle a su potencial.

Un sistema puramente eléctrico podría tener menores costos a largo plazo, pero no podría realizar este proceso.

Trenes eléctricos

Fonatur informó que los 690 kilómetros de los tramos correspondientes a la ruta Mérida-Cancún-Chetumal serán electrificados. Para el resto de la ruta queda abierta la posibilidad de electrificar en un futuro.

La dependencia señaló que para incorporar en los tramos señalados la tracción eléctrica en el material rodante y en la infraestructura ferroviaria se requerirá la construcción y operación de subestaciones eléctricas a lo largo de la ruta y la renovación de la red eléctrica ya existente, en caso de ser necesario, obra que se haría en conjunto con la CFE.

Tarifas del servicio

Tarifas del servicio

El precio del boleto para el transporte de pasajeros dependerá del recorrido. Habrá una tarifa preferencial para los pasajeros locales y otra para los turistas (nacionales y extranjeros), calculadas con base en el servicio que se les brindará.

Aunque aún no se cuenta con tarifas definidas, el gobierno garantiza que el precio será competitivo con los transportes y servicios locales y regionales actuales.

Las vías

En función de la demanda prevista para cada tramo, la vía será de dos tipos:

  • Sencilla: una sola vía de circulación en los tramos con menor demanda.
  • Doble: dos carriles, en los trayectos de mayor demanda.

Se prevén dos tipos de servicios de pasajeros diferenciados:

  • Largo recorrido (más de 150 kilómetros).
  • Medio recorrido (menos de 150 km).

El diseño toma en cuenta las necesidades de interoperabilidad con el resto de la red existente a nivel del servicio de carga, por cuanto a la vía de ancho internacional de 1,435 mm y con riel de 115 Lb/yd para soportar la carga esperada.

Esquema de servicios propuesto para el transporte de pasajeros en el Tren Maya

IV, CONTROL Y SEGURIDAD DEL TREN MAYA

Mérida, centro de control

El Centro de Control de Operaciones (CCO), que dirigirá y vigilará el funcionamiento de todo el sistema, tendrá su sede en Mérida.

Desde el CCO, los operadores coordinarán la salida de los trenes en los horarios previstos y con las frecuencias de paso diseñadas de manera remota, a partir de un sofisticado sistema de control centralizado.

A lo largo de la ruta se dispondrá de sistemas especiales de señalización (semáforos ferroviarios), comunicación (radios y teléfonos) y control de cambios de vía (para maniobras y cambios de trayectoria del tren).

Estos sistemas, de control y señalamiento, de tipo ATP (Protección Automática del Tren) y ATC (Control Automático del Tren), de acuerdo con los estándares más avanzados de la industria, garantizarán la seguridad de la circulación de los trenes y optimizarán la operación ferroviaria aumentando la capacidad de la línea.

Los sistemas de comunicaciones ferroviarios estarán basados en tecnologías inalámbricas que permitirán una comunicación fiable y permanente entre los diferentes agentes de la explotación ferroviaria y de estos con los servicios públicos de protección civil.

Desde el CCO se podrán gestionar todos los sistemas implicados en la operación y explotación del tren, incluyendo la gestión del tráfico ferroviario, energía, comunicaciones, estaciones, seguridad, etc.

Detectores de problemas

El sistema de seguridad incluye redes de detección de eventos anómalos que puedan impactar en la operación y mantenimiento de la línea. Los principales son los siguientes:

  • Detector de Cajas Calientes y Frenos Pegados.
  • Detector de Caída de Objetos.
  • Detector de Objetos Arrastrados y Ejes Descarrilados.
  • Detector de Exceso de Gálibo (es la dimensión máxima de un vehículo grande que sirve para determinar si puede pasar por un túnel, debajo de un puente o un paso elevado).
  • Detector de Rotura de Carril.

El tren, se afirma, estará en línea con los estándares internacionales en seguridad ferroviaria.

V. OBRAS COMPLEMENTARIAS

Aeropuerto de Tulum

López Obrador anunció en octubre pasado la construcción de un aeropuerto en Tulum, como parte del proyecto integral del Tren Maya. La intención es que la nueva terminal aérea, que construirá el Ejército con una inversión de 250 millones de dólares, garantice un flujo de pasajeros hacia el circuito ferroviario. La construcción comenzará en los próximos meses y sería inaugurado en 2023, junto con el Tramo V del tren.

Aeropuerto de Mérida

El director de Fonatur confirmó en diciembre pasado que, en el marco del proyecto del Tren Maya, Mérida tendrá un nuevo aeropuerto internacional, como se ha venido especulando desde hace varios meses, aunque no dio más detalles al respecto.

.-Con información de Diario de Yucatán

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por