Una comida para los muertos

Una comida para los muertos

Hanal Pixán

Por Jorge Alanis Zamorano

Día de muertos es sólo un nombre que se ha dado. Hanal Pixán es la vida porque en comida, colores y familias sobresalen en todas sus expresiones con cariño y esmero. Nuestra gente del campo aporta con su trabajo todo lo necesario para consagrar en los altares y paladares la gloria de las visitas tan esperadas de nuestros pequeños, hermanos, madres, padres, abuelos y amigos, en sí, todas las ánimas queridas porque eso sí, lo que no sucumbe es el cariño y amor.

También aquí nuestros productores esmerados en estas fechas nos dan la razón y complementan la sazón, el color del adorno, la promesa cumplida de esperar a los nuestros que partieron con lo mejor que podemos ofrecer. Son ellos los productores del sector agropecuario, los del espelón, los tomates, naranjas agrias, dulces; las calabacitas, las flores, las gallinas, las reses, los borregos, conejos, epazote, cilantro, los pavos, el cerdo, la miel, la masa, las hojas de plátano, el habanero y muchas cosas más. Son nuestros productores quienes con alfombra galardonada rematan el recibimiento y ahí se suma, se entremezcla el amor y el cariño, ellos desde el campo y el rancho también veneran, esperan y agradecen a las ánimas.

Deja una respuesta

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>