Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

UNIMOSS: México no erradica trabajo infantil

México sin programas para erradicar trabajo infantil; 7 de cada 10 trabaja en agro: UNIMOSS

El Presidente de la Unión Nacional Integradora de Organizaciones Solidarias y Economía Social, Javier López Macías, afirmó que en México hay pocos programas encaminados a erradicar el trabajo infantil por ello, actualmente, este “fenómeno se acentúa en el ámbito agrícola” pues de cada 10 niños ocupados, siete lo hacen en el campo.
Fuente: Inforural

En entrevista con relación al Día Mundial contra el Trabajo Infantil, el dirigente campesino dijo que de acuerdo al INEGI, en México alrededor de tres millones de niños laboran y esta cifra representa una décima parte de nuestra población de entre cero y 17 años. De éstos, el 67 por ciento son varones.
Asimismo señaló que de acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) —que describe al trabajo infantil como aquel perjudicial física, mental o socialmente para los niños—, 24 por ciento de los individuos entre cinco y 17 años comprendidos en este rubro viven en el estado de México, Jalisco y Puebla.
Advirtió que las consecuencias de emplearse a temprana edad los infantes son sometidos a trabajos forzosos y peligrosos, podría hablarse de efectos nocivos para su desarrollo físico y psicosocial.
Además, afirmó Javier López Macías, también se relaciona con la vulneración de alguno de los derechos del menor y con una jornada que imposibilita acudir a la escuela. De hecho, en el país hay un millón de personas en edad de estudiar que no asisten al colegio debido a que ocupan 35 horas o más en estas faenas.

niños-mexicanos-trabajando

Hoy, la mitad de los niños carece de recursos económicos suficientes y uno de cada nueve vive en pauperización extrema, de modo que los ingresos obtenidos por este medio son cruciales para mantener muchos hogares.
Ante este escenario, es imposible pensar en el niño sin considerar a su familia, además es delicado proponer políticas públicas o programas de atención fracturados o fragmentados, pues mientras no se den elementos a los cuidadores primarios para atender a estos pequeños, no vamos a lograr un cambio verdadero.
El dirigente de UNIMOSS, hizo ver que antes de pensar en políticas públicas, deberíamos contar con estrategias públicas efectivas para eliminar primero la pobreza, ya que la mayoría de los padres no ponen a sus hijos en esta situación por perversión, sino porque no hay lo necesario para solventar cuestiones primarias como alimentación, vivienda o transporte.
Finalmente sentenció que si antes no se aplica una estrategia efectiva que busque mermar la pobreza de sus hogares, ésta se perpetúa y pasa de una generación a otra y el problema continuará como hasta hoy.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por