habanero-chamshell

¿Ya los probó?

Kinchiles, son habaneros orgánicos

Hay una buena cantidad de población que está dispuesta a pagar la diferencia entre lo masivo y lo orgánico. Federico May, Licenciado en Economía, integrante fundador de la Sociedad Cooperativa Kinchiles, con 10 años de existencia, son pioneros en el Estado de Yucatán en producir de manera sostenida chile habanero orgánico que ya está exportando.

“Nos constituimos desde el principio para producir de manera limpia. Actualmente se utilizan indiscriminadamente toneladas de pesticidas y fertilizantes químicos que contaminan al de por sí ya contaminado mundo, es un crimen contra la humanidad, porque afectan al medio ambiente, la fruta, los trabajadores y finalmente al consumidor. Cada día hay más demanda de productos orgánicos, muchas de las enfermedades que desarrollamos es por la alimentación. Empezamos la empresa con el fin de producir como se hacía antiguamente, como lo hacía mi finado abuelo Beto y otros campesinos de la comunidad y en esos tiempos se lograban muchas cosechas, maíz, calabaza, hortalizas, hasta caña”.

Actualmente cada día hay más reportes de lo peligroso y cancerígenos que pueden llegar a ser los químicos, muchas marcas ya están prohibidas en Europa o Estados Unidos aunque se siguen usando en Latinoamérica. Es un problema de salud pública, el gobierno estatal ha informado que se encontraron en el subsuelo restos de pesticidas y metales pesados que se filtran a nuestros mantos acuíferos; dentro de poco va a ser una cuestión alarmante debido a que es el agua que consumimos, la contaminamos no sólo con cuestiones químicas también con cuestiones biológicas, muchas fosas sépticas están conectadas directas al manto acuífero “por eso constituimos la empresa con mis hermanos, ha sido muy difícil porque cuando empezamos había muy poca información acerca de la cultura orgánica, no hay personal capacitado, prácticamente tuvimos que crear tecnología, abrir brecha, porque nos topamos con escepticismo, incluso profesionistas del ramo que nos recomendaban no estar jugando, irse a lo seguro”.

Afortunadamente también se toparon con muchos profesionistas que los fueron ayudando en el camino, hay más conciencia, se podría decir que Kinchiles ha colaborado para crear consecuencias muy positivas, ahora son referencia a nivel nacional, sus productos se han exportado a países como Alemania, Suecia, Japón, EU, pero no sólo eso, gracias a su trabajo y colaboración, en mayor o menor manera, hoy en día existe otra empresa que ya está certificada como productores de chile orgánico.

Kinchiles se hace amigo de todos aquellos que estén en la filosofía orgánica, de respeto a la vida. Instituciones como la UADY y el ITA de Conkal, están orientando sus planes de estudio para desarrollar o formar profesionistas en agroecología, para ellos eso es una gran satisfacción “necesitamos profesionistas, hacemos las cosas por ensayo y error, eso es costoso, complicado saber qué funciona y qué no, curva de aprendizaje, fue difícil, pero la persistencia, el convivir con las plantas día a día nos ha demostrado cómo tratarlas y manejar sus plagas, así como mejorar su nutrición”.

Hablemos de comercialización

Otro tema es manejar productos que puedan ser competitivos, no por el hecho de ser un producto orgánico quiere decir que “ya la hicimos” hoy en día Europa y Estados Unidos, son muy exigentes en el tema de la inocuidad, porque además de demostrar que no usas pesticida tienen normas de higiene básicas para manejar los productos.

Propiedades orgánicas

El chile habanero orgánico tiene mejores características; pica más, huele más, dura más, es como un habanero convencional, pero no se cultiva con pesticidas o algunos otros químicos, para poder ser orgánico y exportar. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos del gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos y medicamentos) revisa de 7 a 8 embarques cuando antes sólo revisaban 2.

Los mercados serios

La gente no quiere entrar a los mercados serios, aunque paguen mucho mejor, el primer brinco es largo, pero después nada los va a parar. Hay dos tipos de productos: el que cumple todas las normas y el que se queda porque no las cumple y es el que nos comemos.

¿Conviene producir orgánico a gran escala?

Si bien no es fácil –nos comenta Federico-, porque no hay muchas herramientas para lidiar con problemas de plagas o enfermedades, cada vez hay más opciones, a diario van saliendo nuevos productos para la nutrición, el manejo de las plagas; ellos desarrollaron una tecnología en la que prácticamente no fumigan nada; en la agricultura convencional es típico que se fumigue dos o tres veces a la semana, eso agrede a la planta, con el simple hecho de que se le agregue agua ya se le está estresando porque recibe agua de lluvia, pero esa es otra cosa. “A las plagas las controlamos biológicamente, es maravilloso descubrir lo que aprendemos día con día porque nos damos cuenta que la naturaleza es tan sabia, tan increíble, que tiende a establecer un equilibrio, introducimos insectos nativos que depredan a los malos, ellos ‘fumigan’ por nosotros”.

IMG-20170905-WA0027 La gente no sabe qué está detrás del esfuerzo del fruto, del vegetal o semilla y sobre todo cuando es orgánico, pero bien vale la pena, en el mundo hay gran demanda de este tipo de productos, la tendencia mundial de la agricultura es producir orgánico y se paga muy bien.

Deja una respuesta

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>