Facebook
Twitter

Agricultura de conservación, la apuesta de Kellogg por un mejor desarrollo del campo mexicano

Se ha logrado reducir en un 23 % la emisión de CO2 a la atmósfera como consecuencia del empleo de menos combustible

En marco del Día Mundial del Medio AmbienteKellogg refrenda su compromiso al impulsar la Agricultura de conservación, un plan para desarrollar una cadena de suministro de maíz sustentable.

Ante el panorama alarmante del medio ambiente en México y el mundo, la empresa recalca la importante de impulsar este tipo de proyectos que convierten al campo más sustentable y autosuficiente, por lo que en alianza con el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), desarrollaron un programa para el Apoyo al Abastecimiento Responsable, una apuesta para la agricultura de conservación.

¿En qué consiste el programa?

El proyecto consiste en la capacitación constante a los agricultores para el rendimiento de sus actividades en el campo; a través de un modelo de capacitación que consiste en sesiones de entrenamiento donde los acompaña una asesoría técnica. Entre las fortalezas de este programa está el modelo para convencer a los agricultores de cambiar sus antiguas practicas y modificarlas para evitar dañar la tierra lo menos posible.

“Este plan es parte de una estrategia formativa que el CIMMYT imparte a la agroindustria. Su objetivo es brindar guía y soporte en Agricultura de Conservación (AC) para que, tanto empresas como productores, tomen mejores decisiones e implementen prácticas responsables en materia de medioambiente, desarrollo económico e inclusión social. Con el programa, en Kellogg tenemos la meta de cubrir la demanda regional de maíz amarillo”, —  comenta Víctor Marroquín, presidente y director general de Kellogg México.

Agricultores en sembradío (Kellog Latinoamerica)

Sinaloa es de los principales estados que ha implementado este programa desde sus inicios en 2017, teniendo un uso eficiente del agua de riego. Los productores participantes en el programa han logrado mejorar hasta en un 10% la manera que usan el agua requerida para la plantación de maíz.

“Con el proyecto acercamos a las personas el conocimiento. Sensibilizamos sobre el trabajo de la labranza y todo el trabajo que implica contar con sus recursos, para mitigar el impacto que las actividades agrícolas tienen en el ambiente. Apoyamos a los participantes con herramientas para que, al mismo tiempo, tengan mejores cosechas y esto repercuta en su economía”—  dijo Bram Govaerts, director general del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT)

Maíz amarillo DCIM\101MEDIA\DJI_0051.JPG (Kellog Latinoamérica )

Con esto, Kellogg junto con el aval de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo, y la colaboración del CIMMYT, busca disminuir los efectos en el cambio climático que tienen las ciudades con contingencias ambientales.

Este tipo de investigaciones ha ayudado a impulsar la industria semillero del país mediante la promoción de este tipo de prácticas en la producción de maíz, además de preservar las variedades de las nativas del maíz y el desarrollo de las mismas que se adaptan mejor al cambio climático.

Agricultores en sembradío (Kellog latinoamerica)

Fuente: Publimetro

Facebook
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por

cheap gucci belts gucci mens belts costa sunglasses sale