Facebook
Twitter

Camarón de cultivo, la atracción de México y un futuro para la acuacultura

La comercialización pospandemia del camarón de cultivo mexicano se favorece en el mercado local y tiene un futuro prometedor.

La alta calidad, seguridad, inocuidad y talla de los camarones que se cosechan en México brindan un presente y un futuro prometedor para la acuacultura de nuestro país.

En el mercado mexicano, la camaronicultura tiene los precios más altos del mercado mundial y el producto que se exporta a los Estados Unidos tiene un precio 10 por ciento mayor al de sus competidores, principalmente Ecuador.

“No hay lugar en el mundo en donde paguen mejor el camarón que en México, pero no es todo el año. La temporada de mayor demanda es la Cuaresma”, comentó Marcelo Costero, presidente de Grupo Acuícola del Consejo Nacional de Fabricantes de Alimentos Balanceados y de la Nutrición Animal (Conafab).

Durante los trabajos del Congreso de Acuacultura de Camarón (Conacua) 2021, celebrado el pasado fin de semana en Los Mochis, subrayó la importancia de cuidar y seguir desarrollando el mercado nacional de pescados y mariscos, el cual tiene importante potencial, ya que el consumo per cápita es de 10 kilos, aproximadamente, que es pequeño contra los 60 kilos que registra Japón.

Comercialización pospandemia

En su oportunidad, Gabriel Luna, director de la consultora de mercado GLunashrimp, destacó el papel que los mercados locales jugaron para los acuacultores durante la pandemia. El cierre de fronteras y las restricciones comerciales impuestas en países que son grandes importadores como China los obligó a innovar, dar valor agregado a su producto para dejarlo en sus países de origen.

Durante su ponencia “Panorama de comercialización de camarón pospandemia”, el especialista destacó el crecimiento que Ecuador mantiene en sus exportaciones de camarón de cultivo.

Producción mundial

Ecuador es el principal productor mundial de camarón de cultivo. México es el segundo y espera producir este año 227 mil toneladas métricas ™, aproximadamente, con un valor comercial de mil millones de dólares.

Incierto un tercer viaje de capturas de camarón en Mazatlán

Mientras tanto, la producción que registra la flota pesquera en Mazatlán, en la actual temporada captura de camarón, será fundamental para que vuelvan a salir a la búsqueda de crustáceo.

El pescador Jorge Graciano indicó que hasta el martes la mayoría del 40 por ciento de los barcos que participan en la zafra camaronera, ya habían hecho dos viajes a altamar. Dijo que la producción ha sido regular, pues ha habido embarcaciones que han reportado lances mínimos de 600 kilos y máximos de más de 8 toneladas de camarón.

El trabajador del mar Daniel Gutiérrez aseguró que las cantidades de producto capturado ha sido fundamental para que algunos navíos continúen operando y otros concluyan su labor al ser incosteable lo que han atrapado de producto, que no les deja ganancias para seguir trabajando.

“Si los barcos traen suficiente camarón para seguir en la zafra, pues vuelven a hacer otro viaje, y si no, se tienen que quedar atracados para una nueva temporada”.

Cuantiosos gastos

Aseguró que con una captura de más de cinco toneladas los barcos pueden tener un posible tercer viaje.

Daniel Gutiérrez señaló que es importante que los barcos registren grandes producciones, ya que solo así pueden enfrentar los gastos que requiere una nueva salida a altamar.

Con lo obtenido en un viaje anterior, precisó que se tienen que pagar primeramente 50 mil litros de diésel para permanecer operando al menos 30 días, además de otros gastos como de personal, comida y mantenimiento.

Movimiento

Son pocas las embarcaciones que se abastecen de combustible para continuar las capturas en altamar.

A la espera

Algunos pescadores ven con aliento el poder regresar a altamar, pues eso les permite dar sustento a sus familias.

FOTO: Noé Mascareño. Debate.

Temporada de frío merma la producción de jaiba en el municipio de Angostura

Por otra parte, los pescadores del municipio de Angostura, en Sinaloa, se encuentran preparándose para un invierno complicado, ante el hecho de que a decir de los hombres del mar, la jaiba se esconde por el frío y con ello la producción merma, al no estar sacando producto que les sea rentable.

En palabras del pescador Manuel López, el clima frío es un factor para que el crustáceo se esconda en el fondo del mar, por lo cual ellos como pescadores se preparan tanto mental como económicamente en la actividad, por los gastos de gasolina, al ser incosteable la captura de este producto.

Asimismo, argumentó que año con año, dependiendo de cómo ven la producción, es que dejan de adentrarse al mar en busca de producto, buscando con otras alternativas de dónde llevar el sustento.

Por su parte, Jesús Sánchez comentó que tras la llegada del invierno la jaiba se esconde, como se mencionaba anteriormente, es que se dedica a otras cosas que le ayuden a sacar ingresos para llevar el sustento a su hogar, ya que debido a que el poco producto no es suficiente, puesto a que con lo que se logra sacar en ocasiones debe pagar la gasolina, por lo que prefiere esperar un poco y darse a la tarea de prepararse para la captura del camarón caqui, producto del cual dijo esperar con ansias y lograr sacar mucho, ante las malas condiciones en las que han estado con la actividad últimamente.

“En estos tiempos por lo pronto me dedico a otra cosa porque, la verdad, no me es costeable estar gastando tanta gasolina, cuando bien sé que la jaiba no va a estar saliendo, la jaiba en su temporada es muy buena, pero si se esconde, para qué andar ahí queriendo pescar, ahorita lo que me queda es prepararme con todo mi material para la captura del camarón caqui, que ese sí esperemos y nos vaya muy bien esta temporada, porque lamentablemente con las capturas del camarón no nos ha estado ayudando mucho a como quisiéramos, y así como yo, sé que hay más pescadores que están en las mismas condiciones. No perdemos la fe de que nos irá bien, la verdad, la captura no ha sido buena, hemos tenido momentos malos pero seguimos con la actividad porque a eso es a lo que nos dedicamos muchos y de la cual mantenemos a las familias”, mencionó el pescador.

Por otro lado, el pescador Pedro Angulo, quien tiene años dedicándose a la pesca, coincidió con los anteriores hombres del mar. Destacó que el frío afecta a los pescadores de alguna manera, pues así como la jaiba se esconde, se aproxima el camarón, que los tiene con esperanzas de que tendrán buenos resultados y que les ayudará a salir adelante. Cabe mencionar que la actividad de la pesca este año no ha sido la mejor con la que han contado los hombres del mar, sin embargo, siguen de frente con la actividad.

.-Con información de Debate

Facebook
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por

cheap gucci belts gucci mens belts costa sunglasses sale