Facebook
Twitter

Campo veracruzano dañado por pandemia y la sequía

 La temporada de estiaje 2021 afecta al campo veracruzano y a las familias que de ahí obtienen sus productos para autoconsumo y venta, así lo señalan líderes de organizaciones campesinas, quienes aseguran que este problema se agrava aún más por la negativa de las secretarías de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y de Desarrollo, Agricultura, Rural, Pesca y Alimentación (Sedarpa) de otorgar programas de apoyo y recursos públicos que sirvan en aminorar los daños.

Los líderes campesinos expresaron que en Veracruz no se ve la inversión de los 262 millones 48 mil 525 pesos que el congreso local concedió a la Sedarpa porque, aunque han solicitado apoyos y programas, la respuesta es negativa. Refirieron que el año anterior, cuando solicitaban recursos a la Sedarpa la respuesta fue que el dinero se ocuparía en atención a la pandemia del coronavirus, y en este 2021 bajo el argumento de que se vive un proceso electoral tampoco da apoyos.

Señalaron que esta sequía “intensa y prolongada” se preveía desde diciembre del 2020 porque hubo frentes fríos en abundancia, y eso avizoraba la ausencia de lluvias en marzo, abril, mayo, y junio.

De la Unión General de Organizaciones Campesinas de México Democrática (Ugocep Democrática) Israel Castillo Cano expresó que la temporada de estiaje del presente año se vislumbra “más fuerte” en comparación con el 2020, y eso se agrava porque la atención de las autoridades está centrada en ganar las votaciones el próximo 06 de junio cuando se elijan ayuntamientos, diputados locales y federales.

“Si hay sequía en el campo, pero lo peor, lo peor, lo peor es la sequía de recursos del gobierno federal y del estatal, eso nos pone un panorama más complicado en la citricultura.

Por parte del gobierno federal ya sabemos desaparecieron los programas de apoyo, y los que dejaron no tienen el objetivo de sacar a los productores de la pobreza, expresó.

Refirió que del recurso total concedido a la Sedarpa, el 40 por ciento es destinado para el pago de salarios de funcionarios y gastos operativos, pero no tienen recursos para el programa de fomento a la productividad.

En el caso de la subsecretaría de Ganadería de la Sader, tiene un recurso para dar financiamiento a través de un crédito a los medianos y grandes productores, pero de este apoyo se queda fuera el campesino que siembra a fin de autoconsumir.

“A los productores de autoconsumo no tienen nada de apoyo, por más que diga la Sader que si dan apoyos, no es para la productividad, el campesino no tiene muchas esperanzas en esta sequía”.

Por su parte, la representante estatal de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos, “José Dolores López Domínguez”, Verónica Carrillo Ortega solicitó a la Sader y a la Sedarpa que otorguen los recursos para la construcción de ollas de agua o implementos que sirvan para captar la lluvia, porque son los campesinos los más afectados.

Hizo un llamado a las autoridades para que asistan a los municipios de Platón Sánchez, Chicontepec y Benito Juárez en donde habitan familias de escasos recursos, que se alimentan del maíz, y ven sus plantíos “marchitos” porque no ha llovido y los escasos pozos que tienen están vacíos.

“El campo necesita reactivarse, no deben dejar que la veda electoral detenga los recursos porque los alimentos y el trabajo en el campo no se detienen. Tenemos el Frente Frío que cruza Veracruz, pero eso no es aliciente, la lluvia no alcanza” expresó.

Lamentó que la pandemia del coronavirus afectó la economía de todos y todas las mexicanas, sin embargo, los campesinos que siembran para autoconsumo reflejan “más pobreza” porque no les llegan los apoyos del campo y tampoco la lluvia.

“Todos sabemos que se contrajo la economía con la pandemia del coronavirus, y desafortunadamente son los campesinos, los que siembran para alimentarse, son los que están viviendo un año critico porque no hay recursos por el proceso electoral, por eso pedimos al gobernador Cuitláhuac García Jiménez que voltee a ver a los campesinos, porque los alimentos se han encarecido en las localidades, y en la ciudad lo hemos visto en el supermercado, la canasta básica encareció” expresó.

El líder de productores de cítricos en Álamo Temapache, Ricardo Hernández Campos expresó que “hay mucha preocupación” porque al no llover y no contar con sistemas de riego, los árboles de naranjo, de limón, de toronja, de mandarina comenzarán a “tirar la flor”, y eso tendrá como consecuencia que no habrá fruta.

En el norte de Veracruz hay un promedio de 125 mil hectáreas sembradas con árboles de cítricos, las cuales están riesgo de perder hasta un 60 por ciento su producción, pues se prevé que sólo las plantaciones jóvenes son las que soportarán el calor y las altas temperaturas.

“Sabemos que, si no hay agua, la planta va a tirar la flor, y entonces ni siquiera tendríamos fruta en los árboles, si estamos preocupados, porque las lluvias van a llegar por julio, nos faltan todavía todo abril, mayo y junio de sequía” expresó.

Finalmente, Hernández Campos señaló que los productores necesitan infraestructura como sistemas de riego para poder ayudar a los árboles a sobrevivir la sequía del 2021, sin embargo, no cuentan con los recursos suficientes para hacerlo y necesitan el apoyo de Sader y Sagarpa.

Por BRAULIO CARBAJAL Y ALEJANDRO ALEGRÍA. LA JORNADA.

Facebook
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por

cheap gucci belts gucci mens belts costa sunglasses sale