Facebook
Twitter

Despídete de las hormigas negras de tu huerto

Las hormigas negras son insectos de apenas 3 milímetros de largo, viven en colonias conformadas por miles de estos ejemplares. Se instalan en lugares en los cuales se puedan sentir protegidas (de otros depredadores y de las condiciones climáticas) y cerca de fuentes alimenticias.

También son una de las plagas más comunes en los huertos o campos de cultivo, pues en la tierra pueden formar sus hormigueros y se alimentan de las hojas y los frutos.

Existen muchas maneras de prevenir su aparición y prevenir que ataquen a nuestras plantas. 

Cuida tu composta

Es muy común que las hormigas se sientan atraídas hacia la composta debido a la gran cantidad de residuos orgánicos que se encuentran en ella y pueden verla como el sitio ideal para formar su nueva colonia. 

Evita que la composta esté muy seca, pues esto facilita el transporte de alimento para las hormigas (les es más fácil cargar los desechos orgánicos) y no la coloques muy cerca de tu huerto. 

Recuerda darle revoltura al menos una vez por semana y revisa que no tenga la presencia de algún insecto ajeno a la composta.

Utiliza la rotación y asociación de cultivos

Las plantas tienen la capacidad de protegerse las unas a las otras por medio de secreciones u olores que ahuyentan a ciertas plagas. 

Utilizar estas dos opciones no solo evitará que las hormigas se sientan cómodas en tu huerto, también les brindará a tus cultivos todos los nutrientes necesarios para que crezcan grandes y vigorosas.

Ten otros animales aliados

Existen insectos o animales que se comen a las hormigas, ya que forman parte de su alimentación y no hay nada mejor que tenerlos como aliados.

Algunos de estos son las arañas, lagartijas, las gallinas o guajolotes. Los primeros dos no ponen en peligro tus cultivos (no se los comerán) y pueden convivir tranquilamente con tus plantas mientras se deshacen de las hormigas. 

Si te decides por las gallinas o los guajolotes, recubre tus cultivos con una malla y ubícalas de manera que deshagan los caminitos de las hormigas e interrumpan su paso al huerto.

Cultiva plantas aromáticas

El olor de estas plantas es muy eficaz a la hora de ahuyentar plagas, ya que las marea y en algunas ocasiones les hace perder el sentido de la ubicación. 

La albahaca estacional y la lavanda perenne son perfectos para alejar a las hormigas, su olor es insoportable para ellas y las mantendrá alejadas de tu huerto. 

Los cítricos también son buenos, así no es mala idea plantar un árbol de naranjas, limones, mandarinas o toronjas cerca de tu huerto. 

Protege los cultivos con barreras físicas

Las botellas plásticas de agua o refresco funcionan como protectores que impiden que las hormigas lleguen y se alimenten de nuestros cultivos. 

Corta el fondo de la botella con unas tijeras (puedes utilizarlo después como maceta) y retira la taparrosca. Coloca la botella sobre la plántula a manera que pueda salir por el orificio de la boquilla. 

Procura que las botellas sean transparentes para que la luz solar pueda alcanzar a las plantar y nutrirlas.

Fuente: Cultivafuturo

Facebook
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por

cheap gucci belts gucci mens belts costa sunglasses sale