Facebook
Twitter

Día de la Sanidad Vegetal

Proteger las plantas para proteger la vida

Por primera vez, en este año, el 12 de mayo se celebró el Día Internacional de la Sanidad Vegetal. La iniciativa, promovida por el Gobierno de Zambia encontró un apoyo unánime, lo que permitió su aprobación en la 76 Asamblea General de las Naciones Unidas, el 29 de marzo de 2022.

Se considera que esta nueva efeméride es una extensión, pero, sobre todo, un legado de los trabajos y actividades llevadas a cabo durante el Año Internacional de la Sanidad Vegetal, que se conmemoró en 2020 y el primer semestre de 2021.

La idea es seguir universalizando el proceso de concientización sobre la función que tiene la sanidad vegetal para reducir el hambre, la pobreza, proteger el medio ambiente e impulsar el desarrollo económico.

La Sanidad Vegetal es una disciplina que aplica un conjunto de medidas destinadas al control y prevención de plagas, malezas y otros organismos que generan enfermedades en las plantas, evitando así su dispersión a otras áreas a través de la interacción humana. Ofreciendo asegurar de esta manera, los recursos vegetales a través ecosistemas estables y sostenibles, que garantice la seguridad alimentaria de la población mundial.

Es urgente, que se sigan implementando acciones a través de los organismos multilaterales, pero también de los nacionales, encaminadas a proteger las plantas y reducir con ello, los riesgos para la población mundial. Aquí te dejamos algunos datos que se deben tener presentes en este día.

1.- Las plantas sanas constituyen la base de la vida en la Tierra, así como de las funciones de los ecosistemas, de la seguridad alimentaria y de la nutrición. Se estima que las plantas constituyen el 80% de los alimentos que comemos y producen el 98% del oxígeno que respiramos.

2.- La sanidad vegetal es clave para el desarrollo sostenible de la agricultura con miras a alimentar a la población mundial en el 2050. Proyecciones indican, que la producción agrícola deberá aumentar en alrededor del 60 por ciento para la primera mitad de este siglo,  si es que pretendemos alimentar a una población más grande y que demandará más alimentos.

3.- La protección de las plantas frente a las plagas y enfermedades, es un factor decisivo en las estrategias para erradicar el hambre y la pobreza rural. Se calcula que las plagas son responsables de pérdidas de hasta el 40% de los cultivos alimentarios a nivel mundial y de pérdidas en el comercio de productos agrícolas que se valoran en un poco más de 220 mil millones de dólares estadounidenses cada año.

4.- Por otra parte, en la última década se ha triplicado el volumen de los viajes y el valor anual del comercio de productos agrícolas, en particular, en las economías emergentes y los países en desarrollo, alcanzando una cifra de 1.7 billones de dólares estadounidenses. Esto posibilita –si no se toman los protocolos adecuados– que se propaguen involuntariamente plagas y enfermedades por todo el mundo, causando un gran daño a las plantas autóctonas y al medio ambiente.

5.- El cambio climático, representa un desafío excepcional para la sanidad vegetal. La mayoría de los estudios, realizados con cultivos de cereales y hortícolas, indican que, en general, el riesgo de plagas de insectos, patógenos y malas hierbas aumentará en los ecosistemas agrícolas ante los escenarios de cambio climático, especialmente en las zonas árticas, boreales, templadas y subtropicales.

6.- Los insectos beneficiosos son vitales para la salud de las plantas -para la polinización, el control de plagas, la salud del suelo y el reciclaje de nutrientes- y, sin embargo, la abundancia de insectos ha disminuido un 80% en los últimos 25 a 30 años.

7.- Los insectos nocivos para las plantas son devastadores. Se precisa que un millón de langostas puede comer alrededor de una tonelada de alimentos al día, y los enjambres más grandes pueden consumir más de 100 mil toneladas cada día, cantidad que es suficiente para alimentar a decenas de miles de personas durante un año.

Es necesario reconocer en este día, que el mantenimiento de la sanidad vegetal es vital, por las importantes derivaciones positivas en el medio ambiente, los bosques y la biodiversidad; además de su contribución a mitigar los efectos del cambio climático y en la lucha contra el hambre y la pobreza en las áreas rurales. De ahí que la declaración “proteger las plantas, proteger la vida”, no puede ser más pertinente.

/cms/uploads/image/file/720291/WhatsApp_Image_2022-05-12_at_12.52.10_PM-2.jpeg
Facebook
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por

cheap gucci belts gucci mens belts costa sunglasses sale