Facebook
Twitter

La acuacultura y el mero: posibilidades y oportunidades

Especial Rural MX

Desde la Unidad Multidisciplinaria de Docencia e Investigación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en el Campus Sisal, la Doctora Claudia Verónica Durruty Lagunes, en conjunto con el equipo científico del campo de la acuacultura, están en la búsqueda de nuevas visiones que resuelvan problemáticas relacionadas a la pesquería.

A sabiendas que una de las especies comerciales que ha despertado interés comercial en Yucatán es el mero rojo, el grupo de investigación ha invertido tiempo y esfuerzo para desarrollar nuevas acciones relacionadas a la pesquería, que permitan desarrollar diferentes modalidades para mantener la actividad viable.

Sin embargo, algunas de estas acciones no han dado el resultado deseado, por lo que la Dra. Claudia y el equipo han emprendido la tarea de encontrar alternativas que rescaten esta actividad: Sabemos que actualmente, el mero rojo es una especie de interés comercial en el estado, por lo que se está trabajando en nuevas líneas de acción estratégicas.

A partir de 2014 –continúa-, comenzamos a trabajar con el mero rojo respecto a su nutrición; una de nuestras principales interrogantes al descubrir la posibilidad de que el mero estuviera en condiciones controladas aquí en el laboratorio, era que pudiera comer un alimento que nosotros preparamos, sobrevivir, crecer… en relación a ello, comenzamos a hacer estos primeros estudios en cuanto a alimentación, elaborar una dieta y poco a poco fuimos avanzando en los estudios.  Ahora, estamos trabajando el tema de la reproducción, para explorar la factibilidad de lograr tener esta especie en cautiverio.

La Dra. Durruty destaca que, es de suma importancia acudir al medio natural de los peces para estudiarlos, extraerlos y de esa forma obtener resultados exitosos:

Tenemos que ir al medio natural, al sitio en donde ellos se encuentran para poderlos capturar; es un gran reto porque hay que capturarlos con vida. Después, traerlos al laboratorio, obtener las condiciones ambientales y de alimento pertinentes para que ellos puedan estar cómodos y posteriormente, reproducirlos. Extraer especies del medio silvestre es una acción urgente pero ha traído resultados positivos.

De igual forma señala que, aunque la investigación ha avanzado, continúa siendo necesario el apoyo económico para financiar los futuros estudios: Nos hacen falta algunos apoyos financieros, mejorar algunas cosas, pero yo creo que el potencial está… sí.

Por otro lado, Concepción Guadalupe Burgos, que forma parte del cuerpo de investigadores, nos comenta un poco más acerca de cómo prevenir la disminución exponencial de ejemplares de mero y la importancia de su conservación:

El mero es una especie que quizá ya está en peligro de extinción. Hace muchos años hacían grandes capturas y cada año ha bajado el número de ejemplares debido a la gran demanda comercial que ha tenido. Menciono esto para decirles a las comunidades pesqueras que se enfoquen en cuidar a esta especie, empezando por la clasificación: hay que checar que no sea un pez pequeño, porque si se extraen, eliminamos la posibilidad de cundir el mar con la especie.

Necesitamos ver crecer el mar –prosigue-, necesitamos concientizar a la gente que se dedica a estas capturas. Lo que podemos hacer es darle su espacio a cada especie.

Para finalizar, Concepción Guadalupe enfatiza: Todo es por el bien de nosotros mismos.

Facebook
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por

cheap gucci belts gucci mens belts costa sunglasses sale