Facebook
Twitter

LIMÓN PERSA, EL NUEVO ORO VERDE YUCATECO.

MÉRIDA, Yucatán.- El limón persa se está convirtiendo en el nuevo “oro verde” en Yucatán, al grado tal que está desplazando al cultivo, la producción y el precio de la naranja dulce, que durante los últimos años había encabezado la comercialización de cítricos en el Estado. En el último mes la caja del primero en esta entidad alcanzó los 650 pesos, mientras que la del segundo llegó a 200 pesos.

Tan sólo en el año que concluyó, el limón persa representó cinco mil 500 hectáreas de cultivo y una producción de 97 mil toneladas en Yucatán, lo que significa el 28.9 por ciento de un total de 19 mil hectáreas de cítricos con los que cuenta esta entidad, es decir: lima, mandarina, toronja, naranja agria y el propio limón, según dio a conocer la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder) del Gobierno del Estado.

Los municipios productores son: Oxkutzcab, Dzán, Ticul, Muna, Tekax, Akil, Sacalum, Tzucacab y Tizimín.

En tanto, en Oxkutzcab, donde hay tres mil de las cinco mil 500 hectáreas de cultivo de limón persa en Yucatán, los productores están cortando los árboles de naranja dulce para dar paso a la siembra del limón toda vez que han detectado que este último tiene un mayor valor en el mercado, declaró el diputado secretario de la Comisión de Desarrollo Agropecuario del Congreso del Estado y dos veces ex presidente municipal de Oxkutzcab, Raúl Antonio Romero Chel, quien agregó que ahora solo hay 2 mil hectáreas de naranja y que dicha tendencia también se replica en los municipios de Dzán y Akil.

“En este momento el 40 por ciento de las parcelas de Oxkutzcab ya tiene limón persa, y sólo el 26 por ciento tiene naranja dulce, y el otro 34 por ciento es de diversos cultivos”, dijo Romero Chel al exponer que en el último mes la caja del cítrico con 20 kilos pasó de 60 pesos a un máximo de $650, y prevé que continúe al alza durante los próximos meses.

Productores llegan a Yucatán por la seguridad 

Por su parte, la Seder reveló que el factor de seguridad que se registra en esta entidad está generando que lleguen productores de otras entidades del país como Jalisco, Veracruz y Tabasco para sembrar limón persa en Yucatán, que el año pasado representaron mil hectáreas de cultivo, de lo que se informa en nota aparte.

La Secretaría de Desarrollo Rural definió tres factores del alza del precio del limón persa en las últimas semanas: el clima de inseguridad en algunos estados del país; la necesidad de renovar las plantas de cultivo en otras entidades, las cuales tienen más de 20 y 30 años generando baja producción y rendimiento; y el cambio climático al registrase heladas y frío que provoca que no haya floración en otros lugares. Lo anterior, expuso la dependencia, ha beneficiado a Yucatán, que al mantener un clima cálido permite una buena cosecha y que el costo de su producción se incremente.

En este contexto, el diputado local Raúl Romero Chel explicó que la producción de limón de Yucatán se comercializa en las zonas turísticas de Cancún, Playa del Carmen, Riviera Maya, Tulum y Cozumel, y desde los últimos cinco años se exporta a Estados Unidos y Europa.

Expuso que en tanto, el costo de la caja de naranja dulce oscila entre 40 pesos y hasta 200, en este momento está en 80 y hasta 100. La temporada de este cítrico fue en noviembre y diciembre; se comercializa en los destinos turísticos del Caribe, a otros estados del país y se entrega a la planta procesadora para exportar el jugo a Estados Unidos y Europa.

Romero Chel agregó que “en lo últimos años el limón ha tomado un gran auge respecto de la siembra y producción, ya que es una materia prima muy indispensable para el consumo local, nacional e internacional, con esta recuperación económica que se registra está siendo muy demandado y eso ha permitido que el precio aumente en las últimas semanas hasta llegar a 650 pesos una caja de 20 kilos, se espera que en los próximos días aumente porque estamos entrando a periodos altos de consumo en los restaurantes y eso permite que el cítrico sea muy demandado”. Agregó que la temporada de producción se da en los meses de noviembre, diciembre y enero.

Sustituye a la naranja dulce

Respecto a que la siembra del limón está sustituyendo a la de naranja dulce, Raúl Romero dijo que tiene factores positivos y negativos.

“En realidad esta tendencia es buena y mala, es buena porque el limón es el producto que ha tenido más valor agregado en los últimos años, pero es por temporadas y para que una parcela sea sostenible tiene que estar diversificada», indicó.

«Ahorita los productores están cortando los árboles de naranja para sembrar limón, es decir, una sola especie; entonces, cuando se termina la cosecha y ya no hay nada para vender, entonces es cuando hay que buscar otra cosa qué hacer. Muchos le han pegado de suerte que cuando tienen limón y está alto el precio entonces lo que no vendieron en todo el año lo comercializan en una sola temporada, pero son diferentes formas de ver la actividad”.

El entrevistado analizó que lo ideal es que la parcela esté diversificada en sus cultivos con plantaciones de toronja, mamey, aguacate, naranja, plátanos, entre otros, para que los productores vendan de todo un poco al año.

POR: ISRAEL CARDÉNAS PARA NOVEDADES YUCATÁN.

Facebook
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por

cheap gucci belts gucci mens belts costa sunglasses sale