Facebook
Twitter

No importa si es grande o chiquita, pero consume fruta

Como parte de una dieta saludable, la OMS recomienda consumir más de 400 gramos de frutas y verduras al día para mejorar la salud general.

Esto significa que tendríamos que consumir frutas a lo largo de todo el día, ya sea como una colación o bien como postre, pero… siempre encontramos pretexto para limitarnos a consumir sólo aquellas que son fáciles de comer y de transportar, por ejemplo, el plátano, naranja o manzana, ya que para degustar estas delicias no es necesario dedicarle un tiempo a prepararlas.

Cierto es que el tamaño es algo a considerarse, porque nadie querrá llevar una piña o una sandía en la mochila o en el bolso, aun así, esto no es disculpa para perdernos de las delicias y beneficios que muchas otras frutas como el mamey, el melón o la piña nos ofrecen, el arte está en hallarle el modo…, y mientras eso sucede te compartimos algunas propiedades de y datos de producción de cinco frutas de “gran tamaño”:

  1. Mango
    1. Producción 2020: 2,013,476 t.
    2. Es rico en aminoácidos, vitaminas C y E, flavonoides, betacaroteno, niacina, calcio, hierro, magnesio y el potasio.
  2. Mamey
    1. Producción 2019: 21,806 t.
    2. Es rica fuente de carbohidratos, vitamina A, vitamina C, calcio, hierro y fósforo.
  3. Melón
    1. Producción 2020: 591,574 t.
    2. Aporta al organismo vitamina A, C y B9; potasio, fósforo y magnesio.
  4. Piña
    1. Producción 2020: 1,209,494 t.
    2. Aporta vitaminas A, C y B; manganeso, potasio, hierro, magnesio, zinc y yodo.
  5. Sandía
    1. Producción 2020: 1,351,582 t.
    2. Aporta vitaminas A, E y B; calcio, potasio, hierro y magnesio.

¿Ya descubriste cómo? ¡Exacto!, sólo rebánalas o córtalas en cubitos, guárdalas en un recipiente hermético y ¡voilà!, te acompañarán a dónde vayas, el esfuerzo tiene como recompensa disfrutar de un mundo nuevo de sabores, olores, además de equilibrar el aporte de vitaminas y minerales en el organismo.

Gracias a la posición geográfica de nuestro hermoso país, gozamos de una enorme diversidad de climas, todos ellos propicios para el desarrollo de la fruticultura, una actividad muy redituable para la economía mexicana. 

Por otra parte, el acervo de capital ecológico, demográfico y cercanía geográfica con uno de los principales mercados del mundo nos permiten explotar las ventajas comparativas en la producción agroalimentaria convirtiéndonos en el 10º productor de alimentos del mundo.

Facebook
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por

cheap gucci belts gucci mens belts costa sunglasses sale