Facebook
Twitter

Precios de los alimentos aumentan a doble dígito

Se trató del mayor aumento de los últimos 22 años.

El incremento del precio de los alimentos fue de 11.36% en diciembre de 2021 respecto del mismo mes de 2020 en la clasificación por objeto del gasto, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Se trató del mayor aumento desde septiembre de 1999 (22 años y tres meses), mes en que marcó 12.84%.

Esto significa que la población más pobre del país quizás fue la más perjudicada por el aumento de precios el año pasado, pues según datos del Inegi, es esta población la que destina la mayor parte de su gasto a alimentos, con más del 50% del total.

El concepto de alimentos fue el segundo que más creció el año pasado en la clasificación por objeto del gasto, sólo detrás del rubro de transporte por cuenta propia, que subió 12.07% en el lapso de referencia.

Los bienes alimenticios que más subieron de precio durante 2021 fueron el tomate verde, el limón, el chile serrano y el jitomate.

Canasta de consumo mínimo, en 8.11%

La canasta de consumo mínimo tuvo un incremento de 8.11% en diciembre de 2021 respecto del mismo mes del año previo, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Así, la canasta de precios de 176 bienes y servicios que están contenidos en las cestas alimentarias y no alimentarias del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) no sólo tuvo su incremento más alto desde que inició su medición (2018), sino que fue superior a la propia inflación general, que marcó 7.36% anual y fue la más alta en 21 años.

Así, la implicación es que el alza de precios en particular perjudicó más a los bienes que consume la población más pobre del país, y esta situación se ha venido registrando desde julio de 2020, cuando la inflación de la canasta de consumo mínimo ha sido superior a la inflación general.

El índice

El Inegi creó en 2018 la Canasta de Consumo Mínimo (CCM), que fue definida a partir del contenido de las canastas alimentarias y no alimentarias con las que el Coneval define las líneas de pobreza.

El instituto expresó que el CCM permite medir las variaciones de los precios de los productos que atienden las recomendaciones nutricionales en la parte alimentaria, mientras que en la no alimentaria contempla bienes y servicios de carácter esencial (vestido, transporte, salud, educación, etc.).

En su documento metodológico, explica que la CMM sustituyó al Índice de la Canasta Básica del Índice de Precios al Consumidor que se venía publicando por el Banco de México desde 1998 y, a partir de 2011, por el Inegi.

PAULO CANTILLO. EXCÉLSIOR.

Facebook
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por

cheap gucci belts gucci mens belts costa sunglasses sale