Facebook
Twitter

Santa María Acú y sus mujeres que multiplican peces

Especial Rural MX

Allá en Halachó, en la pequeña localidad de Santa María Acú, Doña María Bonifacia Trejo Canul está emocionada por el nuevo camino que ha emprendido de la mano de sus compañeras.

Durante nuestra visita por la granja acuícola Ixcay, pudimos conocer este interesante proyecto liderado por mujeres como Doña Bonifacia, quien nos platica acerca de su incursión en el mundo de la tilapia y el gran interés que recibe por parte de compradores e inversionistas.

Iniciamos con el proyecto de acuacultura juntas –nos platica Doña Bonifacia-; después de que se autorizara, empezamos a trabajar la engorda de la tilapia. Al principio no teníamos comprador, por lo que tocamos muchas puertas en Mérida y en varias instituciones. El producto se comenzó a posicionar poco a poco y desde entonces trabajamos con más ganas para venderlo porque es muy solicitado, así que ya comercializamos al mayoreo y al menudeo. El trabajo es duro y aunque nosotras ya somos grandes, hay gente aquí que nos ayuda, como nuestros esposos y otras personas de la comunidad, por lo que al mismo tiempo generamos empleo en la población.

La implementación del cultivo de la tilapia en la granja acuícola de Santa María Acú  ha sido todo un reto y requiere de fuertes inyecciones de capital para sostener la producción y comenzar a percibir ganancias, tal y como nos relata Doña Herminia Kú Cauich, socia de la cooperativa: Empezamos siendo 15 socias, pero poco a poco se fueron saliendo porque cuando comenzamos no teníamos dinero para comprar los insumos, alimentos, corriente, por lo que hemos buscado la forma de salir adelante.

Cuando ya hay pescados lo suficientemente grandes, nosotras mismas salíamos a venderlos dentro de la comunidad y hasta en otros poblados. Ahora, la gente ya nos conoce y los vecinos nos compran. Para temporadas especiales, llegan personas de muchas comunidades para surtirse de producto, además de los compradores usuales que nos compran hasta toneladas, añade Doña Herminia.

Pero la labor no cesa; para obtener un producto de la más alta calidad, se realizan las respectivas biometrías que contabilizan el número de tilapias por estanque. Posteriormente, hay un periodo de espera de cinco meses entre el cultivo y la cosecha para el crecimiento y la engorda del pescado. Durante estos meses, el equipo se encarga de mantener, cuidar, monitorear y alimentar a las tilapias. Una vez cumplido el plazo, se inicia la tarea de selección de producto para su comercialización.

Asimismo, resalta entusiasmada la importancia de ser parte de un proyecto encabezado y desarrollado por únicamente mujeres, consideradas ante ellas mismas y ante los demás como auténticas empresarias.

Aquí, Doña Marta Xib Hó, también socia de la cooperativa, nos explica cómo funciona la dinámica entre ellas: Estoy muy contenta porque estamos organizadas como empresarias de tilapia, como grupo de mujeres; por esa parte estoy muy orgullosa ya que tenemos ese gran producto resultado del trabajo que hacemos. Cada una ya sabe qué hacer y todas sabemos hacer de todo un poco así que el trabajo sale más fácil.

A su vez, Doña Hortensia May Martin enfatiza el legado generacional que atraviesa la cooperativa en donde hijos, hermanos, sobrinos y nietos se han ido involucrando con el paso de los años para apoyar a este grupo emprendedor:

Es verdad que cuando éramos más jóvenes hacíamos tareas como lavar los estanques, cargar objetos y más, pero ahora ya estamos grandes, así que nuestra familia nos ayuda mucho para hacer varias de las cosas que antes hacíamos. Para mí es bueno este trabajo, mientras haya buena administración y que todas trabajemos por igual…, menciona doña Hortensia.

Y a pesar del impacto de la pandemia en la comercialización de su producto, el cual podía perderse, la Secretaría de Pesca y Acuacultura Sustentables (SEPASY) actuó para adquirir poco más de tres toneladas y con ello, apoyar la economía de la cooperativa, la cual sin duda alguna, es un ejemplo perfecto de resiliencia y adaptación a la situación actual.

Además, cuentan con el acompañamiento técnico y capacitación continua, ya que ellas fueron las primeras en obtener el reconocimiento de Buenas Prácticas Acuícolas, aquí en Yucatán.

Contacto
Teléfono: (999) 103 64 77
Facebook: Ixcay Santa María Acú

Facebook
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por

cheap gucci belts gucci mens belts costa sunglasses sale