Facebook
Twitter

Sector agroalimentario, pilar de la economía mexicana: Consejo Nacional Agropecuario

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario platicó con el economista sobre las preocupaciones, las expectativas y los riesgos para el campo en el 2022.

“El 2021 fue un año exitoso para el sector agroalimentario nacional, las exportaciones continuaron a niveles muy sorprendentes por encima de los 40,000 millones de dólares y un superávit del sector en más de 7,000 millones de dólares”, así lo consideró Juan Cortina Gallardo, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA). 

En entrevista con El Economista, Juan Cortina mencionó que el sector estuvo “navegando con vientos en contra importantes, especialmente hacia a finales del 2021 en donde temas como: el costo de los fertilizantes creció más del 100% en el segundo semestre del 2021. La política pública en lo que tiene que ver con ciencia y tecnología que ha sido negativa para el sector. Los recortes presupuestales para la Sader, principalmente lo que se considera como agricultura comercial ha ido a cero y aún así volvimos a tener un año con buenos números”.

Cortina Gallardo es un apasionado del sector agro y de todo lo que tiene que ver con la economía de México. 

De profesión es economista egresado del ITAM y cuenta con una maestría en Administración de Negocios de la Universidad de Harvard.

Financiamiento

Juan Cortina consideró que el financiamiento es muy importante para que el sector siga creciendo, dijo que es gasolina para el crecimiento. “Sin embargo, el financiamiento al campo es casi nulo. La Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero (FND) ha frenado los recursos, la banca comercial no da financiamiento y se han eliminado los fideicomisos que había para el capital de riesgo”.

Agregó, que históricamente para el sector agroalimentario ha habido poco financiamiento y lo que llega es muy caro, con altas tasas de interés. “Es importante que lleguen recursos y para traer capital se necesita confianza, se necesita el respeto a las leyes y al Estado de Derecho, porque si no al igual que en otros sectores no vamos a tener acceso a capital, ni a deuda para seguir creciendo en un sector que tiene perspectivas positivas hacia adelante”.

Expectativas 2022

“Este año lo estoy viendo con muchos retos porque otra vez se están repitiendo los recortes presupuestales, todo es un apoyo hacia la parte asistencial al pequeño productor, que no estamos en contra de eso, pero se requiere tener un equilibrio ya que nuestros principales socios comerciales, principalmente Estados Unidos si han creado programas gubernamentales muy importantes apoyando su agricultura comercial”, mencionó el presidente del CNA.

Explicó que en el 2022 siguen las presiones inflacionarias como resultado de la pandemia y las políticas económicas expansivas que tuvieron muchos países en el mundo. 

“Será un reto para el sector, el cómo manejar este proceso que incluye muchos commodities que dependen de los precios internacionales. Aunque suban los costos es muy difícil aumentar los precios y hay otros productos donde existe margen de maniobra para aumentar los precios, pero tienes la presión del consumidor que de alguna manera también se puede sentir en menor consumo tanto nacional como internacional”. 

Complicaciones

Insistió en que seguirán los temas de política pública, en donde desgraciadamente en muchos temas se está privilegiando a la ideología y no a la ciencia. “El tema de la semilla de algodón que ya no se permite importar porque es semilla transgénica pero al final del día no va hacia el consumo humano, una semilla que les permite a los agricultores, tener por el lado de la productividad, los rendimientos en campo que se requieren para ser competitivos a nivel mundial. Es una semilla que también da la calidad del algodón que pide la industria textil. Son temas en los que nosotros mismos nos estamos ocasionando daño.

“No se diga con el glifosato que en muchos lugares del país se necesita y está tres veces su precio, porque no están dando los permisos. También hay muchos permisos que están atrasados por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que simplemente la entidad no contesta y eso le está quitando competitividad al sector”. 

En cuanto al tema comercial internacional, consideró que trabajarán en varios frentes con EU van a ver temas de estacionalidad. “Sí se ganó lo del arándano azul, sin embargo, lo de frambuesas y las calabacitas, estaremos revisando con la Corte de Comercio Internacional”, al igual el tema sobre el etiquetado para la carne, donde el presidente Joe Biden, el secretario de Agricultura, Tom Vilsack y Fiscal General, Merrick Garland están revisando prácticas desleales. 

“Vamos a estar con el tema comercial, principalmente con EU para que el Acuerdo Comercial entre México, Canadá y Estados Unidos (T-MEC) se aplique como se tiene que aplicar». 

“La Ley Nacional de Aguas preocupa mucho porque hay una carga ideológica en muchos de los temas que se quieren cambiar y es un tema que no nada más afecta al campo, afecta a las ciudades, afecta a la industria, un tema que se tiene que manejar con mucha delicadeza».

Dijo que será un año con muchos retos y en un sector que se ha vuelto muy importante para la economía nacional, “quien hubiera pensado que íbamos a estar con números por encima de Petróleos Mexicanos (Pemex), lo único que nos gana son las remesas, el sector es un generador muy importante de divisas, de empleo y de bienestar para muchas zonas rurales del país”.

Consideró que hay factores externos como el tema de los fertilizantes, los fletes marítimos que vienen agravar la importación de muchos insumos que necesita el campo.

“La inflación en granos y oleaginosas, que se viene sintiendo desde mucho antes y que pega muy fuerte a nuestro sector pecuario. El 42% del PIB agroalimentario mexicano está representado por el sector pecuario y todo lo que tiene que ver con aves, porcinos o bovinos. 

“Los granos en específico el maíz, se duplicaron de precio ya hace varios meses y ese es el 70% de los costos de la producción de la proteína, evidentemente se están viendo presiones inflacionarias en toda la cadena y no se ve que esto vaya abatirse en el corto plazo, hay quien habla que el segundo semestre hubiera una mejoría, y hay gente que dice que hasta el 2023 no se verá una menor presión en todos los temas inflacionarios. 

Mencionó que el incremento de los sueldos, del salario mínimo, son los temas que al final del día se traducen en costos más altos que impactan a los productores.

“La inseguridad nos está pegando a todos los mexicanos, no es exclusivo al sector agro, hay estados de la República Mexicana con mayores problemas, es un tema que eleva los costos y que hay que lidiar con él todos los días, y que va empeorando. Es un tema que nos preocupa y nos está afectando”, concluyó Juan Cortina, presidente del CNA.

Fuente: El Economista

Facebook
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por

cheap gucci belts gucci mens belts costa sunglasses sale