Facebook
Twitter

Tortillerías tradicionales, en peligro de extinción

Empresarios denuncian falta de coherencia en políticas públicas; la ley Profeco amenaza con multas de 3 millones de pesos por subir 50 centavos el precio, mientras grandes productores manejan costos del maíz a su antojo, acusan

El precio real de la tortilla está 30 por ciento por debajo de lo que en realidad debería costar, situación que pone sobre las cuerdas a la industria tradiciona, que asegura, los ha llevado a una encrucijada desde 1998, cuando se liberó el precio del vital alimento, acusó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortilla (CNIPMT), Rubén Montalvo.

De acuerdo con el líder, la industria se enfrenta a varios retos, el primero son los precios que deben manejar, los cuales están abajo de los 25 pesos que debería costar el producto, el segundo es la carencia de apoyos y el tercero la falta de una política pública que le permita sobrevivir.

El “tiro de gracia” para el sector, aseguró, son los factores coyunturales como los estragos económicos de la pandemia de Covid-19 y recientemente la invasión de Rusia a Ucrania que ha encarecido hasta 22 por ciento los precios del maíz nacional y 35 por ciento los futuros.

El presidente de la cámara advirtió en entrevista con La Razón que, de continuar esta situación, la elaboración artesanal y las tortillerías populares, continuarán siendo desplazadas a paso acelerado por las grandes empresas que cuentan con capital e infraestructura suficiente y autónoma para seguir acaparando el mercado.

Indicó que otro reto que enfrentan los empresarios de la masa y la tortilla, es la competencia desleal de las tortillas pirata de establecimientos clandestinos que elaboran el básico sin medidas de higiene, sin pagar impuestos y colocando su producto en misceláneas o cualquier tipo de comercio con precios por debajo de los formales, o igual, lo que implica que su ganancia sea mayor.

Gráfico

Las tiendas de autoservicio también han sido una variante en la “aniquilación” del sector, aseguró Montalvo Morales, ya que al ofrecer un precio menor, el consumidor acude a comprar la tortilla, “pero se lleva 500 pesos más de compra; el precio de la tortilla es solo un gancho para inducir a la compra”.

Con base en información de la Secretaría de Economía (SE), actualmente el precio promedio nacional es de 19.25 pesos por kilogramo del producto en tortillerías tradicionales, lo que significa que en los últimos dos meses registra un aumento de 2.72 por ciento en comparación con enero cuando se ofrecía en 18.74 pesos, y de 19.86 por ciento si se compara con el precio de hace un año, al pasar de 16.06 pesos en marzo del 2021, a 19.25 en el mismo mes de este año; todos los incrementos con porcentajes muy por arriba de la inflación.

El precio máximo se registra actualmente en la ciudad de Hermosillo, donde los consumidores deben pagar 25.67 pesos por kilo contra los 22.83 que pagaban en marzo del 2021, 12.44 por ciento más.

Mientras que el mínimo lo reporta Puebla capital; el precio se ubica en 13.08 pesos, incremento de 7.92 por ciento en comparación con marzo del 2021 cuando los poblanos pagaban 12.12 pesos.

En el caso de los autoservicios, actualmente el precio es de 13.71 pesos por kilo, contra 13.18 pesos de enero pasado; un aumento acumulado en lo que va del año de 4.02 por ciento;

Mientras que, en el último año, el precio promedio en estos establecimientos es de 12.23 pesos por kilogramo, contra 13.71 pesos de hoy en día, es decir, un alza de 12.10 por ciento.

El conflicto entre Rusia y Ucrania estalló el pasado 24 de febrero, al cierre de ese mes el precio promedio de la tortilla en comercios tradicionales era de 18.88 pesos. En la primera quincena de marzo aumentó a 19.25 pesos, lo que implica aumento de 1.96 por ciento.

De no poner en marcha una política pública de fondo, radical que resuelva la descapitalización de nuestras empresas y la falta de apoyos, vamos a desaparecer y la elaboración de la seudotortilla quedará sólo en manos de las empresas poderosas: Rubén Montalvo, Presidente del CNIPMT

¿Qué hacer?

Montalvo Morales explicó que desde 1998, cuando se liberalizó el precio de la tortilla, se retiraron los apoyos a los productores; pero, de manera contradictoria, el Gobierno federal no ha permitido, desde entonces, que el básico quede sujeto al libre mercado de la oferta y la demanda, pese al constante incremento de los insumos como gas, maíz y electricidad.

Expuso la necesidad de reconsiderar a la tortilla como elemento simbólico de los mexicanos, establecer una política pública que capitalice al sector y que les permita las compras consolidadas de maíz para asegurar un mínimo de margen de ganancia.

Asimismo, formalizar a quienes trabajan de manera clandestina y/o elaboran el producto con maíz y harina robada; toda vez que 70 por ciento de la producción se hace fuera de la legalidad; además de reglamentar al sector para tener un “piso parejo” para todo tamaño de industria.

Etiquetado podría disminuir venta en tiendas

 Actualmente la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) puso a consideración nuevas modificaciones a la NOM-187, que regula los productos a base de maíz, entre ellos las tortillas, para exigir a comerciantes de dicho producto presenten aclaraciones de todos los ingredientes usados a modo de etiqueta.

Montalvo dijo que eso es positivo porque podría ser un factor que disminuya la elaboración de tortillas pirata, toda vez que serán, junto con las tiendas departamentales, las que estén obligadas a indicar en una etiqueta los ingredientes y tipo de maíz utilizado.”.

En el caso de las tortillerías directas de venta al público, la propuesta de la NOM-187 es que exhiba al consumidor, a través de un cartelón, la misma información.

SE analiza autorizar cupos de maíz y trigo

La titular de la Secretaría de Economía (SE), Tatiana Clouthier, señaló que, junto con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), se encuentra analizando los cupos de importación de insumos como el maíz y el trigo.

Al ser cuestionada respecto al avance que tienen en el tema, la funcionaria federal sostuvo que el análisis se centra en la conveniencia de estos dos productos, pues actualmente tienen algunas restricciones.

“Parte de lo que estamos viendo ahorita es, si podemos o si es conveniente el tema de los cupos, especialmente con maíz y trigo. Al día de hoy tenemos una restricción para introducir cierto tipo de maíz para consumo nacional. Eso crea una situación complicada”, expuso.

De acuerdo al Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), en 2021, México importó 32 mil toneladas de trigo procedente de Rusia y 192 mil de Ucrania; razón por la que el conflicto bélico afecta los precios de productos finales elaborados con ambos cereales.

  • El dato: Luego del inicio del conflicto entre Rusia y Ucrania, el precio al público de la tortilla se incrementó 1.96%; 76 puntos porcentuales menos, de lo acumulado en el año.

Fuente: La Razón

Facebook
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por

cheap gucci belts gucci mens belts costa sunglasses sale